Para buscar justicia hay que dar la cara, asegura Laura Esquivel

Para buscar justicia hay que dar la cara, asegura Laura Esquivel
Mosaico
Tipografía

La escritora Laura Esquivel consideró que para buscar justicia se debe dar la cara, mostrar pruebas e ir a los tribunales, ya que de lo contrario “parece que lo que se busca es venganza y acabar con una persona de manera anónima”.

La escritora Laura Esquivel consideró que para buscar justicia se debe dar la cara, mostrar pruebas e ir a los tribunales, ya que de lo contrario “parece que lo que se busca es venganza y acabar con una persona de manera anónima”.

Visiblemente contenida por la tristeza que siente por la muerte de su “hermano” Armando Vega Gil, Esquivel opinó que las redes sociales se han convertido en la Santa Inquisición y que es ahí donde se deciden los destinos de muchas personas.

“Algunas tendrán algo que aclarar, quizá disculparse o enfrentar a la justicia, pero hay muchas otras que no”, expuso.

En la carta que el intelectual mexicano publicó previo a quitarse la vida, la madrugada del lunes, se lee: Es un hecho que perderé mis trabajos, pues todos ellos se construyen sobre mi credibilidad pública. Mi vida está detenida, no hay salida. Sé que en redes no tengo manera de abogar por mí, cualquier cosa que se diga será usada en mi contra, y esto es una realidad que ha ganado su derecho en el mundo, pues las mujeres, aplastadas por el miedo y la amenaza, son las principales víctimas de nuestro mundo.

Al respecto, la autora de uno de los clásicos de la literatura mexicana “Como agua para chocolate” señaló que no se vale el denunciar de manera anónima y sin presentar pruebas, a la vez que cuestionó que el movimiento no esté permitiendo que se den disculpas o se intente reparar el daño.

“Tengo amigos que han pedido una disculpa y les va peor, ya no se vale disculparse ni tratar de reparar el daño, entonces ya no entiendo el propósito de una denuncia. Creo que esto lo tenía claro Armando y me duele muchísimo porque él lo pone en su carta: Ya no hay para donde ir porque lo que yo diga será utilizado en mi contra”, agregó la también dramaturga.

Para Esquivel es urgente levantar la voz y preguntar qué se está buscando, “recapacitar la intención de la denuncia, porque yo no dudo que haya mujeres que hayan sido violentadas, pero cuál es el camino. El castigo y la condena del otro no me va a liberar. Lo que sí me va a liberar es un trabajo interno donde yo también asuma mi responsabilidad”.

Aunque reconoce que el movimiento #MeToo nació con una buena intención de dar voz las mujeres que han sido violentadas, también es cierto que es urgente revisar cómo y para qué se están haciendo las denuncias, porque se está manejando de una manera irresponsable la información, generando olas de odio. “Es realmente muy alarmante porque no hay la menor conciencia de lo que se está provocando”, apuntó.

Portando un atuendo color negro en símbolo de luto, la también promotora cultural no dejó pasar la oportunidad de manifestar la profunda tristeza que la embargaba por la muerte de uno de sus grandes amigos. “Yo le creo y considero que era una acusación falsa, no pudo y es muy triste que además él sintiera la desesperación de no poder defenderse”.

Últimas Noticias

Sidebar - Interiores - Microsoft