Estrategia anticrimen no cambiará; no es ocurrencia

Estrategia anticrimen no cambiará; no es ocurrencia
Presidencia
Tipografía

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que si bien se han enfrentado situaciones difíciles, su gobierno no cambiará la estrategia de seguridad que se basa en atender las causas que originan la violencia e inseguridad, pues tiene la seguridad de que es la forma más eficaz y más humana de enfrentar esos flagelos en el país.

Indicó que casos como el de Culiacán y la tragedia de la familia LeBarón, en el norte del país, son lamentables, “pero esto no nos va a desviar, al contrario, en las crisis -aunque sean transitorias- se definen más las posturas”, dijo al mencionar que esos hechos despertaron, alentaron “los afanes autoritarios de uso de la fuerza y todo esto que llevó en su momento a declarar la guerra al narco”.

En su conferencia de prensa matutina, aseveró que la estrategia no es una ocurrencia e incluso está escrita en el Plan Nacional de Desarrollo de manera clara, “es algo que hemos analizado durante mucho tiempo, vamos a seguir actuando de la misma manera”, sostuvo al tiempo que agradeció a los ciudadanos que le han dado su respaldo.

"Se necesita sacar adelante la transformación y enfrentar todas las adversidades y vamos bien que no hay duda de que vamos muy bien y que vamos a ir superando todo esto que es una herencia de una política fracasada que nunca más se volverá a aplicar en el país”, indicó el jefe del Ejecutivo federal.

Señaló que a raíz de los sucesos violentos en Culiacán y contra la familia LeBarón, algunas voces han pedido que la violencia se vuelva a combatir con más violencia, "personajes siniestros manejaron la seguridad con la concepción de que la violencia se combate con más violencia".

Comentó que con estos casos "brota de nuevo como el grito: necesitamos fuerza violencia, guerra. Hasta eso que es lamentable ayuda a la definición porque se vivía en una especie de enajenación, entonces pueden ver que nunca en el periodo neoliberal se habló de atender las causas que originaron la violencia e inseguridad".

Señaló que pese a que su gobierno ha enfrentado crisis recientes en materia de seguridad, no se van a desviar su objetivo de combate a la violencia e inseguridad atendiendo las causas de éstos problemas.

"No vamos a usar la violencia para enfrentar la violencia, estamos absolutamente convencidos que la paz y tranquilidad son fruto de la justicia y respetamos a quienes piensan de otra manera, pero nosotros llegamos al gobierno con esa propuesta (de atender las causas)" que no cambiará, agregó.

El presidente agradeció el respaldo que ha tenido de la población respecto a que para bajar los niveles delictivos de México se deben combatir las causas de la violencia tales como, la falta de educación, y acceso a un trabajo.

En este marco, dijo que podría decir que ya están las bases de la transformación del país, pero todavía faltan cosas por hacer, por eso nos va a llevar un año más, además de que "les va a acostar trabajo a los conservadores dar marcha atrás a lo logrado... Son nuevas condiciones nuevas políticas y será difícil regresar al oprobio que significó la política neoliberal", dijo.

NO A LOS INSULTOS

Por otro lado, consideró que cuando se debate sobre un tema debe hacerse con argumentos, no con el insultos ni vulgaridades, “dan pena, y esto a mí me apena, aunque se trate de ridiculizar a adversarios. No me río”.

Indicó que se debe tener presente que ya cambió la mentalidad del pueblo de México, por lo que pidió “no menospreciar a los ciudadanos, no situarnos como los expertos, los sabelotodo”, porque la comunicación no es de un solo sentido.

Ahora “usamos mensajes de ida y vuelta”, que permiten la interacción aunque se trate de “una gente brillante, un analista refinado, profundo, pero cualquier ciudadano puede decir: no estoy de acuerdo contigo, cada ciudadano es ahora un medio de comunicación”, añadió el mandatario.

Tras reconocer que se requiere la profesión para dar a conocer la información periodística, comentó que “ahora todo el que tiene un móvil está participando” compartiendo hechos a través de sus redes sociales. “Son millones y tienen la misma posibilidad de comunicar que otros”, dijo.

Declaró que la ciudadanía “tiene su derecho a manifestarse y a lo mejor no tiene la profesión, pero hay autodidactas que tienen más conocimiento que los doctores de Harvard”.

Ante los representantes de los medios de comunicación el mandatario federal aclaró: “tienen razón de que se necesita de la profesión, pero en el caso de la comunicación todos los ciudadanos tienen la capacidad de transmitir su información”.

Últimas Noticias

Sidebar - Interiores - Microsoft