Bienestar y rescate de Pemex dentro del presupuesto 2020

Bienestar y rescate de Pemex dentro del presupuesto 2020
Presidencia
Tipografía

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que se trabaja en el Presupuesto de Egresos para el próximo y que las tres prioridades fundamentales son el bienestar del pueblo, rescate del sector energético (Pemex y CFE), y seguridad pública.

En conferencia de prensa matutina, López Obrador aseveró que además de las esas prioridades, hay otras como mantener el apoyo a la Subsecretaria de Derechos Humanos para la búsqueda de los estudiantes de Ayotzinapa, además del apoyo a las víctimas de la violencia.

El jefe del Ejecutivo federal recordó que en la elaboración del presupuesto su gobierno tiene el compromiso de no aumentar impuestos ni crear nuevos, así como no subir los precios de combustibles y energía eléctrica, además de no incrementar la deuda pública.

En este contexto, indicó que se mantendrán todos los programas de bienestar como el apoyo a adultos mayores, a personas con discapacidad, en salud, educación y el campo, además de las becas para estudiantes y atención a la población en pobreza.

En torno al rescate del sector energético, que incluye a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), señaló que son empresas fundamentales de la nación y aseguró que, antes, “había el propósito de desaparecerlas, de arruinarlas; pero ahora las vamos apuntalar y consolidar”.

En ese sentido el presidente López Obrador aseguró que se producirán más petróleo y gasolinas; además de que se generará más electricidad en el país.

En cuanto a la prioridad de seguridad pública, el Jefe del Ejecutivo indicó que el objetivo es garantizar recursos para la Guardia Nacional.

Puntualizó que si bien hay otras prioridades, esas tres son las básicas, pero no se dejará de lado temas como el apoyo a la Subsecretaría de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación, para la búsqueda de los jóvenes de Ayotzinapa, así como de apoyo a víctimas de la violencia.

Así como resolver el tema “lamentable y grave de los 26 mil cuerpos que nos han sido identificados”.

Aseveró que se trabaja en el Presupuesto, que deberá entregarse el 8 de septiembre próximo, y al mismo tiempo se siguen sentando las bases para la trasformación del país, y afirmó que hasta ahora son buenos los resultados.          

Vamos bien en lo económico, resaltó, vamos bien requetebién en los programas de bienestar. Estamos avanzando en garantizar la paz y la tranquilidad, que ha sido lo más difícil, pero tenemos confianza y cuando se actúa con perseverancia se logran los propósitos.

 

NO SE RETRASARÁ SANTA LUCÍA

Por otro lado, dijo que el aeropuerto de Santa Lucia va y no se retrasará, incluso podría estar listo un mes antes de lo previsto.

López Obrador calificó como “sabotaje legal” los amparos interpuestos en torno a la obra.

Luego de que ayer un juez concedió una suspensión definitiva que detiene la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía hasta que concluya uno de los juicios de amparo, dijo que “se puso de moda, ya es como deporte nacional, el presentar amparos en contra de todas las obras que estamos proponiendo”.

“Son tácticas dilatorias, chicanadas, para que no se haga o demorar la obra, espero que esto se resuelva pronto”, expresó.

Además, llamó a quienes en este caso, “no pudieron hacer el ‘negocio’ (con la construcción del aeropuerto en Texcoco), a que le bajen una rayita cuando menos, están muy alterados, el dinero no es la vida. El dinero es la mamá o el papá del diablo”.

Dijo que es increíble que a la fecha el proyecto de Santa Lucía tenga ya 80 amparos, y cuestionó que no hubo tal reacción “cuando querían hacer el negocio jugosísimo de construir en el lago de Texcoco el aeropuerto”.

Aceptó que si bien le tocaba a Morena, como oposición, interponer los amparos en ese momento, éstos “no procedían, además que no había el ánimo, pero ahora se puso de moda".

Dijo que los amparos en contra de la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía, “si acaso” son molestos, pero no lo mortifican o molestan, "llevo muchos años en esto, no tengo la piel tan delgadita, no pasa nada”.

Al preguntarle si podría retrasar el proyecto, López Obrador respondió tajante: "Nada, el aeropuerto no se va a retrasar, hasta podría decir que vamos a tener un mes antes de lo previsto, terminando el aeropuerto de Santa Lucia".