Con hijo de Salinas no me meto: López Obrador

Con hijo de Salinas no me meto: López Obrador
Presidencia
Tipografía

Aunque tengamos diferencias con (Carlos) Salinas y lo considero como un mal gobernante, que es el padre de la desigualdad moderna, en el tema de sus hijos no me meto, porque qué culpa tienen ellos, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador al preguntarle sobre los nexos de Emiliano Salinas con una secta sexual.

Señaló que la Presidencia de la República no debe hacer un juicio en este sentido, pues no le corresponde, “sería una postura política, los hijos tienen que asumir sus responsabilidades, por qué un hijo va a pagar por la mala actuación de un padre, además no nos corresponde legalmente, la familia no, es un asunto de moral pública, de moral política”.

Al ser cuestionado sobre este tema en su conferencia de prensa, López Obrador indicó que la Fiscalía General de la República (FGR) es autónoma y le corresponden a ella investigar estos asuntos, “políticamente sostengo que no demos de meter a la familia, aunque tengamos diferencias en este caso con (Carlos) Salinas”.

El mandatario federal sostuvo que tiene sustento, bases, para decir que “es el padre de la desigualdad moderna”, por todo el traslado que hicieron de bienes de la nación a la iniciativa privada, “fue como una piñata, entregaban las empresas a sus allegados, eso lo condeno, pero con lo de sus hijos no, no me meto”.

Durante un juicio en Nueva York, Emiliano Salinas fue ligado a la red NXIVM como uno de los presuntos cómplices de Keith Raniere, el líder de la organización de autoayuda acusada de crear una secta de esclavitud sexual.

REITERA COLABORACIÓN

Por otro lado, dijo que su gobierno apoya con toda la información necesaria a las investigaciones de casos como Emilio Lozoya, Juan Collado y Alonso Ancira.

"Nosotros no encubrimos, no protegemos a nadie, estamos participando y ayudando a la Fiscalía (General de la República, FGR). Todo lo que solicita se le entrega, esa es la instrucción que tienen los funcionarios públicos", explicó.

López Obrador recordó que se trata de investigaciones que ya venían en curso, pero que no habían avanzado.

Lo de "Lozoya era una investigación que venía de tiempo atrás, como en el caso del abogado Collado y el caso del señor Ancira, venían las denuncias de atrás, y por trabas, lentitud o por lo que fuese no se les daba curso", expresó.

"Lo único que hemos hecho nosotros es remitir todo a la Fiscalía y no detener nada, tampoco dar indicaciones ni en un sentido ni en otro a la Fiscalía, que actúa con autonomía para que acabemos con la corrupción", agregó el mandatario.

El mandatario reiteró que no es su fuerte la venganza, por eso desde su toma de posesión aclaró que no desataría una persecución "contra los responsables del saqueo".

"Dije que teníamos que ver hacia adelante porque teníamos que ir a revisar lo que hicieron los de mero arriba para acabar con la simulación de que siempre son chivos expiatorios los únicos que se castigaban", señaló.

"Expresé que lo mejor era la condena al régimen neoliberal que es sinónimo de saqueo, de robo y que no íbamos nosotros como Ejecutivo a promover denuncias", añadió.

Últimas Noticias

Sidebar - Interiores - Microsoft