“¡Se me caería la cara de vergüenza!”

“¡Se me caería la cara de vergüenza!”
Presidencia
Tipografía

Al subrayar que ahora el Ejecutivo federal ya no se involucra en asuntos que no le competen, el presidente Andrés Manuel López, apuntó que si hubiese autorizado la ampliación de la gubernatura de Baja California, de dos a cinco años para la próxima administración, se le “caería la cara de vergüenza”.

A la pregunta de que si se le hubiese consultado sobre esta decisión del Congreso estatal, respondió enfático que no lo habría autorizado y aseguró “que nada que sea injusto, que sea ilegal, va a prosperar”, aunque dejó claro que eso lo tendrán que resolver las autoridades competentes, como el Instituto y el Tribunal electorales.

Dijo que “esas cosas no se consultan, pero que de haber ocurrido como era antes, y hubiese yo autorizado, como era antes, que en efecto se pusieran de acuerdo y aprobaran esa reforma (en el Congreso de Baja California), ¿cómo estaría yo hoy?, ¡Se me caería la cara de vergüenza!”, dijo durante su conferencia matutina en esta ciudad.

“Confiamos en que las autoridades competentes van a resolverlo; ahora ya no hay influyentismo, el presidente no se mete en estos asuntos, no hay línea, la línea es que no hay línea. Entonces, tranquilos y que no nos confundan”, apuntó al revelar que ya hay denuncias presentadas sobre este tema.

En las instalaciones de la 13 Zona Militar, López Obrador criticó la posición de los líderes de partidos de oposición acerca de que si se permitió esto en Baja California, es porque se avizora una reelección presidencial.

Al respecto, el mandatario federal les pidió no exagerar, porque “no somos iguales”, y pidió esperar la decisión de los tribunales.

 

NO ADELANTA VÍSPERAS

Aunque pidió no adelantar vísperas ante la amenaza de que este fin de semana iniciarán las redadas masivas para deportar migrantes indocumentados en Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que si eso sucede se protegerá a los connacionales.

“Es algo que puede pasar, pero no está confirmado, y si se da tenemos mecanismos de protección a nuestros paisanos y a los migrantes”, aseveró López Obrador, quien destacó que es buena la relación con Estados Unidos y que en el caso de que se tomara una decisión así “intervendríamos para hacer ver que ese no es el camino”.

Recordó que tras la amenaza de cobrar aranceles a productos mexicanos en la Unión Americana, se llegó a un acuerdo, cuyos resultados serán evaluados en septiembre, por lo que “no puede haber algo extraordinario, es todo de acuerdo a los compromisos que se hicieron”.

Al refrendar que es buena la relación con Estados Unidos, el mandatario federal sostuvo que “todo va de acuerdo a lo pactado y hay buenos resultados, no puede haber cosas imprevistas”.