Será Gobierno socio de Zuckerberg para conectar a todo el país

Será Gobierno socio de Zuckerberg para conectar a todo el país
Presidencia
Tipografía

El presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que a partir del próximo año entrará en operaciones la nueva empresa de telecomunicaciones mediante la cual se busca que 80 por ciento del territorio nacional que aún no tiene Internet, cuente con este servicio de conectividad.

El anuncio se dio luego de ser interrogado sobre el diálogo que la víspera sostuvo con el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, a quien invitó a unirse a un proyecto para llevar Internet a zonas marginadas, misma que el Ejecutivo federal calificó como “muy buena. En muy buenos términos”.

Refirió que Zuckerberg está dispuesto a ayudar y que enviará a un especialista a México, "quedamos de entrevistarnos cuando las agendas lo permitan, pero se avanzó mucho. Están dispuestos a hacerlo siempre y cuando sea afín a sus planes, porque ellos hacen acuerdos con empresas de telecomunicación y nosotros vamos a crear una empresa de telecomunicación y lo que buscamos es asociarnos".

Aclaró que la nueva empresa del Estado “va hacer lo que hacen las empresas privadas de telecomunicaciones, que empiezan (a otorgar servicios) del centro a la periferia y nosotros vamos a empezar de la periferia al centro”.

Eso no significa cancelar ninguna concesión ni impedir que todas las empresas puedan participar, pero “si no intervenimos, se termina el sexenio y los pueblos no tendrán Internet”, dijo en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

“Va empezar a operar, esperamos, que el año próximo. Ya se está constituyendo la empresa. Ya hablé con los integrantes del Consejo de Telecomunicaciones, del IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones) para solicitar -una vez que se tenga la empresa constituida-, la concesión”, explicó.

López Obrador resaltó que una vez constituida la empresa y que se cuente con la concesión, se utilizará toda la infraestructura con que cuenta la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que llega a todos los pueblos, para iniciar los trabajos.

En la actualidad, dijo, hay 50 mil kilómetros de fibra óptica de la CFE y se trabaja en un proyecto para avanzar con la comunicación de fibra óptica en lugares estratégicos. Además, se buscará contar con antenas para cubrir más áreas y dar comunicación a los pueblos más pequeños. “Ese es el plan”, acotó.

Al resaltar la labor que realizan los trabajadores de la CFE para el mantenimiento de las líneas y de todo el servicio, el Ejecutivo federal indicó que el objetivo es que haya Internet en todas las clínicas rurales, en los hospitales, escuelas, plazas públicas, así como en el Banco del Bienestar.

A pregunta expresa, destacó que en este proyecto “no queda fuera nadie” y comentó que la nueva empresa “no es con fines de lucro”, es un servicio social, es como la educación, pública y gratuita, dado que se busca sacar los costos de operación.

“El ser una empresa sin fines de lucro no significa necesariamente perder, es obtener los costos de operación sin ganancias. Claro que la ganancia es muchísima si no se mide sólo en dinero”, observó.

El mandatario federal lamentó que lograr la conectividad en todo el país no fue un tema central para las pasadas administraciones, como aumentar el salario mínimo, dado que el de México, es menor que en naciones como Guatemala, Honduras y El Salvador. “¿Qué hicieron estos tecnócratas?”, cuestionó.

Por último, al abundar sobre la conversación con el CEO de Facebook, López Obrador refirió que, de acuerdo con la información que cuenta, esta empresa tiene 60 millones de usuarios, por lo que “entre más comunicación tengamos, mejor”.

 

INVESTIGA

 

En otra nota, dio a conocer que se investigan todas las plantas "chatarra" privatizadas en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y que fueron adquiridas en el sexenio pasado, incluida la de Pajaritos, donde se detectaron más irregularidades e incluso ya hay auditorías.

Indicó que la mayoría de las plantas del país están paradas, abandonadas, lo que representa pérdidas económicas significativas para el Gobierno federal, la hacienda pública y los ciudadanos, por lo que ya se indaga al respecto.

En cuanto a la planta de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz, reveló que “es el tema más investigado, donde hay más elementos de que hubo irregularidades”, por el que ya hay denuncias, resoluciones e incluso auditorías del Poder Legislativo. “Ya estaba la investigación, pero no se le daba curso".

Recordó que, además de la de Pajaritos, se adquirieron plantas en Lázaro Cárdenas y Baja California Sur que quedaron abandonadas desde hace dos décadas, “como la de Camargo, que también era para fertilizantes”.

López Obrador expuso que en su momento el país llegó a ser autosuficiente en materia de fertilizantes, pues contaba con la planta Fertimex. Sin embargo, con la privatización se “desmantela” esa empresa y los bancos, entre otros.

Indicó que durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto se decidió adquirir plantas que se habían privatizado desde la época del salinismo.

Entre ellas la de Pajaritos que, dijo, “tiene su historia. No se entregó al señor (Alonso) Ancira (presidente de Altos Hornos de México), sino a otra empresa y esa empresa le vendió al señor Ancira, y el señor Ancira consideró que no era negocio poner a producir la planta y se abandonó, y luego surgió la idea de adquirirlas”.

Entonces “sí, es un complejo, son muchas plantas, todas se están revisando. Donde hay elementos, porque incluso hay una investigación del Poder Legislativo. La Contaduría Mayor de Hacienda tiene auditorías lo que es en esta planta de Pajaritos. Es lo que tenemos de información”.

El presidente López Obrador subrayó que en general “las plantas están paradas, pero se está pagando sueldos a alrededor de tres mil 500 trabajadores. Entonces, urge tomar una decisión”.