Se incluyó pago a Guardia Nacional, pero se anulará

Se incluyó pago a Guardia Nacional, pero se anulará
Presidencia
Tipografía

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que en los documentos que se analizan para las leyes reglamentarias de la Guardia Nacional sí se establece el pago de estados y municipios para este servicio, "con lo que no estamos de acuerdo, sí existe, pero ya se va a quitar".

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, dijo: "el documento que se analiza sí establece el pago de estados y municipios para la Guardia Nacional, con lo que no estamos de acuerdo, sí existe, pero ya se va a quitar para que no haya ninguna duda".

López Obrador explicó que el Gobierno va a ir rectificando, "vamos a ir corrigiendo, vamos, que las cosas sean como son realmente, que no se oculte absolutamente nada. No nos importa ofrecer disculpas cuando nos equivocamos, tenemos que rectificar y no caer en la autocomplacencia nunca".

Detalló que al igual que ocurrió con algunos casos en las listas de precios de los combustibles que se ofrecen en las gasolinerías, "vamos a ir corrigiendo, mejorando, pero hay la voluntad de actuar con limpieza y honestidad en este caso y en todos, nos podemos equivocar, pero no hay mala fe, podríamos estar rectificando en todos los casos como en el de las gasolineras, se reconoce, se rectifica", dijo el Presidente.

JUSTICIA A LYDIA CACHO

Por otro lado, celebró que haya justicia en el caso de la periodista Lydia Cacho, luego de las órdenes de aprehensión giradas en contra del exgobernador de Puebla, Mario Marín, y del empresario Kamel Nacif.

Aplaudió que las autoridades estén dando trámite a la denuncia y se proceda legalmente contra estas personas y otras más, y aseveró que éste también “es un signo de los nuevos tiempos”.

Ello toda vez que antes se le preguntaba al Ejecutivo federal cuando se iba a tomar una decisión de este tipo, “y ahora no me consultaron, no supe. Es una decisión independiente, autónoma del Poder Judicial, como deben ser las cosas”, indicó el mandatario federal.

Dijo que fue por medio de la prensa como se enteró de la orden de aprehensión en contra del exmandatario estatal priista y Nacif, cosa que le dio mucho gusto, pues “independientemente de que se trate de un acto de justicia estamos ante procedimientos que no eran comunes, estamos en el terreno de lo inédito”.

MENSAJE CLARO

En otra nota, el memorándum firmado ayer por el presidente Andrés Manuel López Obrador con el que se busca dejar sin efecto la reforma educativa actual en tanto se llega a un acuerdo para hacer nuevos ajustes en la materia, deja clara la postura del Gobierno federal en este tema y el compromiso de cancelar la norma vigente.

Expuso que para que no haya duda sobre su postura en este asunto, que no solo es jurídico sino político y consideró conveniente escribir el memorándum.

Dijo que respeta los puntos de vista de quienes no están de acuerdo, aunque no los comparte pues son los mismos que estuvieron en una campaña contra el magisterio.

“Estamos en contra de la mal llamada reforma educativa porque fue impuesta desde el extranjero y no tienen nada que ver con mejorar la calidad de la enseñanza, por el contrario, perjudicó porque afectó la dignidad de los maestros”, expresó el Ejecutivo federal al señalar que de nada serviría seguir con las mismas prácticas políticas ya que sería un fiasco.

MENOS GASTO

En otro orden, el presidente López Obrador presentó la política de comunicación social del Gobierno federal que tiene como objetivo incentivar la comunicación interactiva gobierno-ciudadanía y que privilegia la austeridad ya que disminuye el gasto con relación a lo que se ejercía en esta materia en gobiernos anteriores.

Dejó claro que no se utilizarán los recursos públicos para premiar o castigar a ningún medio de comunicación, “no será un mecanismo de coerción, de castigo, el presupuesto”, expresó.

A su vez, el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, quien explicó la nueva política, refirió que a petición del Gobierno federal los medios redujeron sus tarifas de publicidad, luego de que en el sexenio anterior se incrementó significativamente el gasto en comunicación social.

Además, refrendó que el actual gobierno federal “nunca hará ninguna recomendación informativa a medios de comunicación ni recomendará a un periodista en el ejercicio de su profesión” y por el contrario “está prohibido algún tipo de coerción o presión a los periodistas”.