López Obrador ve "mano negra" en la UNAM y pide diálogo

López Obrador ve "mano negra" en la UNAM y pide diálogo
Presidencia
Tipografía

El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado al diálogo para resolver diferencias en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero pidió evidenciar “la mano negra” qué podría estar detrás de los cierres de planteles y actos de vandalismo.

“Yo espero que se resuelvan los problemas en la UNAM, no hay condiciones para llevar a cabo un movimiento que paralice la Universidad. No es una situación como la de 1968, de un autoritarismo que prevalecía”, declaró en su conferencia de prensa matutina.

López Obrador dijo que se están viviendo tiempos nuevos porque en el país no está presente el autoritarismo, se está brindando atención a la gente pobre, se respeta a la diversidad, la libertad de prensa y no hay censura.

“No hay una esfera que permita que un movimiento sin causa pare o impida el funcionamiento de la UNAM; desde luego, hay grupos inconformes y hay que dialogar, pero no es un movimiento colectivo mayoritario. Vamos a ser respetuosos de la autonomía de la Universidad. Se debe de evitar qué haya paros injustificados y que no haya manipulación política”, abundó.

Recordó que el martes circuló en redes una convocatoria a paro total en la UNAM, sin preguntarle a la comunidad que conforma a la máxima casa de estudios, por lo que consideró que era un acto de autoritarismo.

Criticó que los manifestantes se tapen los rostros y hagan uso de la violencia, y reiteró su llamado al diálogo para lograr una solución y pidió evidenciar la “mano negra” detrás de las movilizaciones.

“Siento qué hay mano negra, hay que ver de quién, siempre hay quién mueve la cuna y hay que lamparearlos para que no anden ahí en los sótanos”, expresó el mandatario.

 

ADIOS A LOS PUENTES

Por otro lado, anunció hoy que propondrá cambios en el calendario escolar para que las fechas históricas se conmemoren el día que corresponde, lo que eliminaría su adelanto a los lunes y los llamados "puentes" creados durante sexenios anteriores.

En el marco del aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, el mandatario explicó que el objetivo es recuperar la memoria histórica del país y dijo estar consciente de que el tema generará polémica.

“Lamentable que en los últimos tiempos se ha dejado en el olvido estas fechas cívicas, históricas. Los niños hablan de los puentes, pero no del por qué no asisten a la escuela, un viernes o un lunes, resulta que hoy 5 de febrero nadie recuerda que se promulgó la Constitución. Para nosotros es un gran hecho de relevancia histórica”, señaló.

“Voy a proponer cambios para regresar las fechas históricas, para que sea festivo el día que se conmemore una fecha histórica. Desde luego, las más importantes, las trascendentes", detalló López Obrador.

"Ahora, como ya está aprobado el actual calendario escolar, nos esperamos hasta julio, pero ya la conmemoración de la Independencia sería para el mismo día, lo mismo para el 20 de noviembre, aniversario de la Revolución”, abundó.

Admitió que la propuesta generará polémica, pero dijo que busca que se recupere la memoria histórica entre las generaciones más jóvenes en el país.