Achaca AMLO crisis de municipios a "fracaso neoliberal"

Achaca AMLO crisis de municipios a "fracaso neoliberal"
Presidencia
Tipografía

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó hoy que se iniciará un proceso de reconstrucción en los municipios porque “parte de la crisis del fracaso neoliberal es la insolvencia, la falta de presupuesto de los gobiernos municipales y estatales”.

Al referirse a la solicitud de la presidenta municipal de Hermosillo y de la gobernadora de Sonora, quienes le expusieron durante su visita reciente las necesidades de pavimentación y servicios básicos en 13 municipios de esa entidad, dijo que las carencias se extienden a gran parte de las municipalidades del país.

“No son 13, desgraciadamente así hay muchos municipios en el país, dos mil 500, en todos hay carencias. Es un proceso de reconstrucción porque se abandonó por completo a los pueblos, se dedicaron a otras cosas. Vamos a ir poco a poco, nos estamos poniendo de acuerdo con los gobiernos estatales y municipales”, explicó el mandatario.

Respecto a la solicitud de la alcaldesa, Célida Teresa López Cárdenas, “la presidenta de Hermosillo ya está en comunicación con el director de Banobras, porque el municipio está endeudado, no tienen ni para pagar la nómina. En la ciudad tuvieron la fortuna de que llovió mucho, no van a padecer este año de falta de lluvia. Esta lluvia hizo mucho daño a las calles. No tienen presupuesto para tapar los baches”, expuso.

REDUCIR EL PRESUPUESTO A PARTIDOS

Por otro lado, afirmó que es más importante reducir el presupuesto de los partidos políticos que hacer una gran reforma político-electoral, por lo que se debe volver a presentar la reforma constitucional que presentó el año pasado.

Planteó que el dinero que se les reduzca a los organismos políticos, que manejan mucho dinero- puede destinarse a atender las necesidades de la población, “lo más importante es que se disminuya el presupuesto a partidos, eso significa ahorro importante que se traduce en más apoyo a la gente”.

Aseveró que es suficiente con el marco legal que existe actualmente, por lo que “no hace falta una gran reforma político-electoral”.

“Lo que hace falta es que haya voluntad política para que no se permita el fraude electoral y se castigue a quienes lo cometan y que no haya incumplimiento”, sostuvo al ser cuestionado sobre si considera necesario llevar a cabo una nueva reforma en la materia.

En ese sentido aseveró que si el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Electoral federal y la Fiscalía Electoral quieren poner orden y acabar con el fraude “tienen todos los elementos para meter a la cárcel a quien utilice dinero para quienes cometan delitos como favorecer a candidatos o partidos con recursos públicos”.