Con tribunales laborales, trabajadores tendrán justicia ágil

Con tribunales laborales, trabajadores tendrán justicia ágil
Entérate Oaxaca
Tipografía

Como un parteaguas para la justicia laboral del país, calificó el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya la reforma en material laboral aprobada en el Senado de la República, mediante la cual desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje para dar entrada a los Tribunales Laborales dependientes del Poder Judicial.

Y es que dijo que actualmente las juntas simplemente no tienen la capacidad para sustanciar la inmensa cantidad de demandas que ante ellas se interponen, llegando inclusive al grado de mediar años enteros entre el cierre de instrucción y la emisión del laudo.

Sin embargo, ahora con el organismo descentralizado para la conciliación y la creación de los tribunales agrarios la justicia laboral será más expedita.

“Por eso me parece un gran acierto la creación de un mecanismo de autocomposición, una etapa de conciliación previa a la imposición de la demanda, que si funciona correctamente, coadyuvará a despresurizar el sistema de justicia laboral, lo que a su vez redundará en la celeridad de los juicios que se tramitan”.

“Para la izquierda, de manera particular, desde hace muchos años, ésta ha sido una de las banderas, me refiero a la desaparición de las juntas de conciliación y arbitraje y la creación de tribunales laborales en el seno de los poderes judiciales”.

Así lo expuso en su participación el también Comisionado Político Nacional del Partido del Trabajo (PT) en Oaxaca, quien argumentó que antaño la postura de la izquierda se fundaba en la objeción a que un órgano sectorizado a una dependencia del Ejecutivo federal fuera el encargado de impartir justicia laboral.

Refirió que, en junio, la Organización Internacional del Trabajo, durante su conferencia internacional celebrada en Ginebra, Suiza, hizo un llamado a México para promulgar estar reformas en materia laboral.

Por otro lado, comentó que se centraliza la función registral, que ahora corresponderá exclusivamente a la Federación, incluyendo el registro de organizaciones sindicales en entidades federativas y sus contratos colectivos.

Sin embargo, este organismo descentralizado que se creará también tendrá entre sus funciones la conciliación, lo cual consideró que no es lo más adecuado o al menos lo más ortodoxo, que una institución sea a la vez instancia de justicia alternativa y registro administrativo de sindicatos, sus procesos administrativos internos y de contratos colectivos.

Dijo que lo más adecuado hubiese sido crear dos organismos distintos para estas dos materias diametralmente distintas, lo que habría propiciado una mayor especialización, aunque también implicaría un impacto presupuestal.

“Pero a pesar de lo que acabo de exponer, reconozco el mérito de este proyecto y soy un convencido de la necesidad de cambiar el sistema de justicia laboral y confío, sí, que con esta reforma lo vamos a poder lograr y lo vamos a poder lograr haciéndolo mucho más pronto y expedito y por lo tanto mucho más eficaz”, enfatizó.