Autoridades piden calma y diálogo en Oaxaca

Autoridades piden calma y diálogo en Oaxaca
Entérate Oaxaca
Tipografía

Este lunes, en Oaxaca, maestros radicales que junto con organizaciones sociales rechazan la reforma educativa y que el domingo se confrontaron con policías federales y estatales mantienen tomado el Zócalo capitalino y anunciaron que realizarán una marcha para protestar en contra de la intervención policial en la entidad.

Tan solo el día domingo se registró un saldo de seis civiles fallecidos, 41 policías federales y 14 estatales heridos, ocho de ellos con armas de fuego, sin embargo para el gobierno de Gabino Cué los disparos provenían de personas ajenas a la CNTE y a la policía.

"No tienen nada que ver con el magisterio", reiteró el mandatario oaxaqueño quien arribó al poder con el apoyo de los docentes de su Estado y que en el último proceso electoral no apoyaron a su candidato a la gubernatura, José Antonio Estefan, sino al abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Salomón Jara.

El gobierno estatal suplicó a docentes y organizaciones sociales iniciar un proceso de desmovilización para favorecer el diálogo.

También se reportó que más de una veintena de personas fueron detenidas y remitidas a las agencias del Ministerio Público de la Fiscalía de Justicia.

A su vez, dirigentes de la iniciativa privada y el diputado federal Francisco Martínez Neri se sumaron al llamado al diálogo con el gobierno federal.

La CNDH también dio a conocer el inicio de una investigación por los crímenes registrados este domingo.

Hasta la oficialista Defensoría de los Derechos Humanos a través de un boletín se pronunció a favor de un diálogo urgente para dirimir el conflicto.

Lo mismo hizo por la noche la Cámara de Diputados y varias organizaciones de la sociedad civil.

El gremio periodístico registró una baja en el municipio de Juchitán de Zaragoza, donde el periodista Elidio Ramos Zárate fue ejecutado a balazos presuntamente por integrantes del movimiento magisterial a quienes molestó la cobertura del periodista de notas policíacas.

Pánico en las calles

Al caer la noche, poco después de las 19 horas, miles de familias optaron por refugiarse en sus casas.

En zonas cercanas a los enfrentamientos, como Brenamiel, La Joya, Hacienda Blanca, San Lorenzo y San Pablo, los lugareños tenían temor a que las personas encapuchadas de las barricadas cometieran actos de pillaje, pues varios establecimientos comerciales empezaron a ser atracados.

El rumor de "apagones" en los pueblos de los Valles Centrales y principalmente en el municipio de Oaxaca de Juárez, orillaron a la ciudadanía a aprovisionarse de velas y veladoras para no quedarse en penumbras.

El temor en el municipio de Nochixtlán aumentó desde la tarde, cuando simpatizantes con el magisterio prendieron fuego al palacio municipal e incendiaron un rancho de un diputado electo por el distrito.

El líder de la organización magisterial y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Rubén Núñez Ginés y el secretario de Organización, Francisco Villalobos, fueron aprehendidos hace 8 días y apenas en las últimas horas les dictaron auto de formal prisión, informó la Procuraduría General de la República (PGR)

Incomunicados

La crisis en Oaxaca es tan grave que durante casi una semana ha estado incomunicado con entidades vecinas como Chiapas, Veracruz, Guerrero y Puebla, principalmente en la supercarretera Oaxaca-Cuacnopalan que comunica con la capital del país y en el Istmo de Tehuantepec, donde se ubica una de las refinerías de Pemex más importantes para la distribución de combustibles en el sur de México y América Latina.

El Istmo de Tehuantepec forma parte de las Zonas Económicas Especiales que impulsa el gobierno del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para construir el corredor transístmico que une al Océano Pacífico con el Golfo de México, en el estado de Veracruz.

Luego de que el sábado por la noche se registraran varios enfrentamientos entre opositores a la reforma educativa y policías en el Istmo de Tehuantepec, para garantizar el abasto de combustibles desde la refinería Antonio Dovalí Jaime, los operativos policiales se registraron en los valles centrales y la mixteca.

enterate oaxaca autoridades piden calma dialogo b

Regresan las barricadas

A partir de las 7 de la mañana de este 19 de junio los primeros enfrentamientos se registraron en el municipio de Asunción Nochixtlán, ubicado en la Mixteca, por donde atraviesa la carretera federal a la ciudad de México.

Alrededor de mil policías federales y estatales trataron de liberar el paso con un saldo de cuando menos cuatro o cinco muertos durante el transcurso del día.

Al conocer de los operativos, los maestros oaxaqueños e integrantes de organizaciones sociales y población de comunidades vecinas, se armaron de palos, machetes, piedras y bombas molotov para enfrentar a la policía.

A lo largo de la carretera federal desde Nochixtlán hasta Oaxaca de Juárez se podían apreciar al iniciar la noche decenas de autos y camiones convertidos en teas y barricadas para impedir la circulación de automóviles, principalmente unidades policiales.

En los mercados públicos, misceláneas y tendajones, alrededor de las seis y siete de la noche, amas de casa realizaban compras de pánico, provocando el desabasto en los centros de consumo, pues durante varios días los proveedores no se han presentado a distribuir productos básicos.

El gobernador Gabino Cué insistió que fueron personas con el rostro cubierto, como los que rompieron las puertas de Ciudad Judicial, quienes han hecho daño en todas las zonas donde protesta la CNTE.

"El llamado es a que el magisterio reitere su deslinde de estos actos", señaló al ofrecer "la mano amiga del gobierno estatal" para generar un proceso de diálogo para tratar de entender las preocupaciones del magisterio.

En la conferencia de prensa el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, atribuyó la presencia de civiles armados a una intervención armada contra policías y la población.

El jefe policíaco señaló que se realizan investigaciones para identificar a los grupos que operan en Oaxaca y demandó a la ciudadanía confiar en la actuación de las fuerzas policiales.

Represión policiaca

También la CNTE a través de un boletín señaló que "Oaxaca se ha convertido en tierra de masacrados a punta de balas utilizadas y direccionadas con saña por la policía federal y estatal en contra de nuestros pueblos quienes resisten a mano limpia con lo que la naturaleza ofrece".

Denunciaron la muerte de Antonio Pérez García, estudiante de Secundaria; Andrés Aguilar Sanabria, profesor de Educación Indígena y Yalid Jiménez Santiago de 29 años, originario de Santa María Apasco, Nochixtlán.

"Desde Oaxaca, exigimos altyo a la represión contra nuestros pueblos orquestada por este gobierno, quien se ha negado rotundamente a entablar diálogo con maestros de la CNTE y ha optado por la represión y el asesinato", señalaron.

También pidieron a organismos de derechos humanos "estar atentos y vigilantes de la masacre que ocurre en Oaxaca".

Gabino Cué pidió a la policía

Por la tarde, la Comisión Nacional de Seguridad dio a conocer a través de un comunicado que las fuerzas federales respaldan a la policía local.

El reporte se dio en los siguientes términos:

1.- A solicitud del Gobernador del Estado de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, y derivado de las afectaciones graves a la población y a la actividad económica del estado, generadas por los bloqueos a diversas vialidades en los últimos días, la Policía Federal brinda apoyo a las fuerzas estatales para su liberación.

Ello con el objetivo de permitir el libre tránsito, particularmente de unidades con productos de primera necesidad, y así evitar el desabasto de víveres.

2.- Los elementos de la Policía Federal que participan en el operativo no se encuentran armados ni portan tolete.

3.- Hasta este momento se tiene un saldo de 21 policías federales heridos, 3 de ellos por arma de fuego.

En este sentido, se tiene conocimiento que las agresiones por arma de fuego registradas provinieron de personas ajenas a los bloqueos, quienes realizaron disparos contra la población y los policías federales.

Por ello, se ha solicitado al Gobierno del estado que se inicien las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades.

4.- Unidades de la Policía Federal han escoltado 120 vehículos de PEMEX tipo tanque, mismos que trasladan residuos químicos desde la Refinería Antonio Dovalí, ubicada en el municipio de Salina Cruz, con el fin de evitar cualquier situación que ponga en peligro a la población por el indebido manejo de este tipo de materiales.

La Comisión Nacional de Seguridad, a través de la Policía Federal, reitera su compromiso de respetar y hacer cumplir la ley, actuando con estricto apego a los protocolos establecidos y a los Derechos Humanos de la población".

Actividades suspendidas

El escenario violento del día, así como las barricadas en varios puntos de la geografía estatal, principalmente en los valles centrales, orillaron a la burocracia del gobierno estatal a suspender actividades en las ciudades Administrativa y Judicial.

También a los alumnos de escuelas de educación básica, media, media superior y superior, se les dijo que no debían acudir a clases.

A pesar de que los maestros mantenían barricadas hasta en el centro histórico, el gobierno estatal a través de un comunicado señaló que habría clases "con normalidad".

Las mismas condiciones de confrontación también llevaron al transporte urbano y colectivo a suspender corridas, tanto en la ciudad de Oaxaca como en municipios de la zona metropolitana, donde por la noche se registraron barricadas, así como explosiones de cohetones y la amenaza de un apagón general.

Por la tarde, la Secretaría de Gobernación rechazó a través de una tarjeta informativa que las fotografías de hombres armados en unas instalaciones policíales correspondieran a sus elementos o al estado de Oaxaca.

 Una década de conflicto

El enfrentamiento entre maestros radicales de la CNTE, organizaciones sociales surgidas del magisterio y la crisis de la educación en Oaxaca, tiene su antecedente más violento en el año 2006, cuando organizados como miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), intentaron derrocar al ex mandatario priísta Ulises Ruiz Ortiz.

El conflicto subió de nivel el 14 de junio de 2006, hace una década, cuando sin éxito el gobierno estatal intentó, simultáneamente, desalojar a los maestros del zócalo capitalino y aprehender a sus dirigentes, sin embargo la estrategia falló y el conflicto se prolongó hasta el año 2007, lo cual llevó a Gabino Cué a crear una Comisión de la Verdad de Oaxaca, encabezada por el presbítero Alejandro Solalinde, la cual concluyó sus funciones hace menos de tres meses con la recomendación de enjuiciar a todos los ex funcionarios de la administración de Ulises Ruiz Ortiz por delitos de lesa humanidad, entre otros.

Últimas Noticias

Sidebar - Oaxaca - Lazos