Agricultura urbana permea en Guadalajara

Agricultura urbana permea en Guadalajara
Municipios
Tipografía

La académica del Centro Universitario de los Altos, Paloma Gallegos, dijo que la Agricultura Urbana y Periurbana (AUP) de la zona metropolitana de Guadalajara permea en la agenda ciudadana, pero falta en la pública.

Agregó que a pesar de que contribuye a aliviar el hambre, falta apoyo para fortalecer la organización ciudadana y generar mercado de estos alimentos.

“Estamos en una primera etapa, no estamos tan adelantados como en otras ciudades de Latinoamérica, donde la actividad está bien integrada, en Brasil 50 grupos de AUP se organizaron y sanearon una cuenca para declararla área natural protegida; es otro nivel de gobierno”.

A su vez, el integrante del grupo Mejor Santa Tere, Christian Scott, uno de los creadores del huerto comunitario en el parque “José Clemente Orozco”, dijo que en Seattle o Vancouver existen programas de huertas comunitarias, y los gobiernos apoyan con personal para generar dinámicas y entrenamientos.

Indicó que de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, 90 mil residentes en La Habana practican la AUP; esta suministró en 2013 cerca de seis mil 700 toneladas de alimentos para casi 300 mil personas.

Por su parte, el académico del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, Juan Pedro Corona, expresó que no hay datos oficiales, pero estimó que en la zona metropolitana de Guadalajara hay entre 100 y 200 familias involucradas en esta actividad.

Subrayó que la zona metropolitana de Guadalajara carece de un programa estatal para impulsar la AUP a gran escala, “falta definir las reglas del juego para que los pequeños agricultores tengan acceso a capital de forma más simple, puesto que resulta costoso y difícil que una o dos familias puedan constituirse como empresa o asociación civil”.

Resaltó que de acuerdo con académicos y agricultores urbanos, esta actividad trae muchos beneficios, es una herramienta que aporta a la calidad de vida, revitaliza los espacios públicos y el tejido social.

Asimismo, genera autoconsumo, autoempleo y un aumento en las áreas verdes, que registran un déficit en la zona metropolitana de Guadalajara, ya que hay alrededor de 2.49 metros cuadrados por persona.

La integrante de Edén Orgánico, Marisela Rosales, con cerca de 10 años en la AUP, comentó que “no es el gran negocio, pero cuando tenemos carencias, de aquí sacamos para la comida, del huerto, situado en la colonia Lomas del Paraíso, de Guadalajara, de donde comen cinco familias, se obtienen alimentos sanos e inocuos”.