La encuesta tendenciosa y engañosa

La encuesta tendenciosa y engañosa
Desde el Balcón
Tipografía

Pendientes del proceso electoral oaxaqueño desde antes de que iniciaran las campañas a la gubernatura y atentos a cuanto sucede en esta contienda, nos sorprendió la publicación de una encuesta de preferencia a la gubernatura de Oaxaca encabezada por el mexicquense Alejandro Murat, el priista, hijo de José Murat, el ex gobernador.

Completamente aberrante, fuera de la realidad, de un candidato que no conoce en nada la tierra de Benito Juárez; tendenciosa completamente por las estadísticas que arroja, un 34 por ciento favorable a su candidatura, seguido por otro personaje, electorero y arribista, José Antonio Estefan Garfias con un 30 por ciento y otro más, Salomón Jara con un 20 por ciento.

¿De dónde salieron esos números?   ¿Cómo de más de dos millones de personas en edad para votar, la encuesta solo fue entre mil electores?. Hay quienes nos dicen que la información busca desvirtuar la realidad de Murat, que solamente es un mecanismo lanzado por su propio padre, como un acto de desesperación porque nunca fue bien visto por los oaxaqueños durante su campaña y pueden que tengan razón, porque otro medio también publicó oootra encuesta que encabeza.

José Murat quien pese a negarlo, ya se encuentra involucrado hasta el cuello en el proceso, porque quiere recuperar el control del estado.

Desde luego que es fácil adivinar la estrategia del PRI,  trata de cambiar la percepción de la gente, porque ellos mismos saben que los números no les favorecen y tratan de influir en la mentalidad de los potenciales electores con datos falsos y confusos, ya que el diario Reforma publica en portada una pequeña muestra de entrevistados en un sondeo basado en una metodología poco clara, que no significa gran cosa para marcar referencia de este proceso.

Desde hace tres semanas la campaña de Alejandro Murat llegó a un límite en el que no crece más, sino por lo contrario, comenzó a bajar gradualmente con el correr de los días, caída que no han podido detener ante el crecimiento de otros candidatos como Salomón Jara y Benjamín Robles.

Mientras tanto, el candidato del PN-PRD también ha visto con desesperación cómo desciende en las preferencias y ha sido abandonado por muchos militantes en diversas regiones del estado.

Utilizar este tipo de sondeos para manipular al electorado es algo ya muy desgastado, tanto como la reputación de las encuestadoras que trabajan para partidos candidatos y medios de comunicación, haciendo trajes a la medida de sus intereses.

Si la clase política en general tiene baja aceptación en nuestro país actualmente, los encuestadores se han ganado a pulso la desconfianza de la gente, puesto que han cometido severos errores en recientes comicios.

De hecho, no solo es que se hayan equivocado o realizado malos cálculos y aplicado metodologías erróneas, sino que algunas encuestadoras de dudosa reputación han perjudicado al medio en general al prestarse a elaborar sondeos sesgados, realizando cuestionarios a modo en áreas geográficas a conveniencia, en donde saben contar con ventajas.

En fin, ya pronto veremos en la verdadera encuesta, la que sí cuenta y que espera a los electores ante la urna, quién hizo méritos suficientes y contó con el apoyo de los oaxaqueños.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft