Se consolida Benjamín Robles como la mejor opción en Oaxaca

Se consolida Benjamín Robles como la mejor opción en Oaxaca
Desde el Balcón
Tipografía

De acuerdo con el seguimiento que hemos venido realizando al proceso electoral en Oaxaca, apreciamos que de acuerdo a los más recientes acontecimientos el senador con licencia Benjamín Robles Montoya se confirma como una fuerte opción al triunfo en la disputa por la gubernatura, dada la fortaleza mostrada al resistir el embate de su eliminación en el Consejo Electoral del PRD, de donde salió para renunciar y poder aceptar la candidatura del Partido del Trabajo.

Con el correr de los primeros 10 días de campaña, podemos ratificar que Benjamín Robles se perfila como la más sólida alternativa, dado su nivel de conocimiento y aceptación entre los oaxaqueños, otorgándole un posicionamiento en la cima de las diferentes encuestas que se han venido publicando.

Mientras las coaliciones PRD-PAN y PRI-PVEM-NA continúan enfrascados en polémicas controversias legales y resolviendo impugnaciones, Robles Montoya sigue trabajando en su intensa campaña, con la que pretende cubrir 10,000 puntos bajo su bandera de Unir Oaxaca, combatir la corrupción e impunidad y brindarle a todos sus habitantes una mejor forma de vida.

columna manuel desde balcon consolida benjamin robles mejor opcion oaxaca b

De esta manera el candidato del Partido del Trabajo ha presentado importantes propuestas para resolver los rezagos de la ciudadanía, enfocadas a incrementar el nivel educativo, apoyo a los jóvenes estudiantes y a las mujeres, para quienes propuso la creación del Banco de la Mujer Oaxaqueña, con la finalidad de otorgarles microcréditos para arrancar un negocio, un pequeño taller o una microempresa.

Con la experiencia de haber recorrido en su totalidad el estado en varias ocasiones, Benjamín Robles conoce la problemática local y durante su trayectoria ha gestionado diversos apoyos en beneficio de las comunidades de las ocho regiones, lo que le otorga una gran ventaja ante los otros candidatos.

Siempre cercano a la gente, el hoy candidato del PT se siente en su ambiente al recorrer a ras de tierra todos los municipios de la entidad, escuchando las demandas de los oaxaqueños y proponiendo siempre soluciones posibles a problemas reales.

Por parte de los otros candidatos, vemos que el gobierno de Gabino Cué permanece metiendo las manos en el proceso, ya que circulan por las páginas informativas de los portales de internet imágenes en las que se aprecian vehículos oficiales con propaganda de Estefan Garfias, quien laboró en el gabinete de la decepcionante alternancia que con el supuesto cambió defraudó las expectativas de los oaxaqueños. Y es que el candidato de la coalición PAN_PRD no ha podido sacudirse su imagen de priista, donde militó durante más de 35 años, antes de que en el 2015 buscara refugio en el PRD para buscar una diputación por Tehuantepec. La mano de Jorge Castillo, nefasto operador del gobernador, también está involucrada en su campaña, lo que le resta simpatías y le endilga sospechas y rumores.

Mientras tanto, por el PRI cada vez más complicado se ve el panorama para el notario Alejandro Murat, el hijo del ex gobernador José Nelson Murat, quien le ha heredado enorme carga negativa al tricolor, por lo que su sostenimiento en la candidatura aún se duda.

El mexiquense carga con el lastre del apellido, por lo que se lo han tratado de sacudir de su propaganda para tratar de que el votante no tome esto en cuenta. Un candidato que quiere la gubernatura de un estado que no conoce, en el que no nació ni vivió y donde no tiene arraigo. Murat se aferró a abanderar al PRI y a luchar por esta gubernatura ante la insistencia de su padre, pero habrá que esperar a ver qué dicen los oaxaqueños el 5 de junio, cuando elijan a quien deberá llevar las riendas del estado por un sexenio.

Todo parece indicar que estos dos candidatos han llegado a un tope en sus posibilidades de crecimiento, teniendo demasiados negativos, además de que ya no es como antes, cuando el voto duro de sus partidos no era suficiente.  Actualmente el ciudadano se inclina más a revisar la personalidad, trayectoria y prestigio del candidato, como individuo y no como partido. Los colores ya no influyen tanto, pero con enormes cantidades de dinero quieren generar otra percepción, derrochando en multitudinarios eventos con cientos o a veces miles de acarreados a quienes prometen nuevamente cumplir los compromisos, además de tapizar con propaganda calles y carreteras en lugar de ir directamente a las poblaciones a palpar y tomar el pulso de la realidad de la gente.

Veremos el 5 de junio la decisión de los votantes.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft