No fue Javier Duarte, pero si Gutiérrez

No fue Javier Duarte, pero si Gutiérrez
Desde el Balcón
Tipografía

 

Cuando liberaron a Elba Esther Gordillo de la prisión el 8 de agosto pasado, comentamos aquí que el próximo sería el ex gobernador Javier Duarte, dado el antecedente del caso, pero han pasado los días y Duarte sigue en la cárcel, eso si, sentenciado ya de dos delitos a nueve años tras las rejas; pero hoy, lo que ya también se venía cocinando, fue la salida este viernes del penal estatal Aquiles Serdán de Chihuahua, de Alejandro Gutiérrez, acusado de desvío de 250 millones de pesos al PRI estatal para financiar campañas políticas.

Con la nota de hoy, cada día se confirma que el sexenio de Enrique Peña Nieto es el más corrupto y polémico en la historia moderna de México.

La sanción a Duarte, indiscutiblemente, a todas luces, es irrisoria y el ex gobernador está tras las rejas riéndose de la justicia mexicana.

Gutiérrez, ex secretario del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, permaneció nueve meses preso y tejió una triangulación siendo gobernador César Duarte, con la que hizo llegar recursos públicos al partido con la que se financiaron campañas en 2016.

El político quedó sujeto a una medida cautelar de arraigo en su domicilio, con el dispositivo del brazalete y con la restricción de no abandonar el estado.

Lo que sigue pendiente en Chihuahua es la captura del ex gobernador César Duarte, quien presumiblemente está en Estados Unidos, y no hay para cuando las autoridades mexicanas logren extraditarlo y enfrente las acusaciones que tiene de desvío de recursos de parte del gobierno de Javier Corral, actual gobernador del estado.

++++

En la Cámara de Diputados, Mario Delgado coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, sigue haciendo una limpia, sobre todo de los funcionarios que ganan por encima de los 100 mil pesos, de tal manera, que solicitó la renuncia de Mauricio Farah, secretario general de la Cámara. Farah se mantuvo en este puesto en dos legislaturas, hasta que le llegó su fin. Delgado promete ir por más funcionarios con sueldo exorbitante, tan es así, que a la burocracia en San Lázaro le llaman “dorada”.

Además de trabajar en esta depuración de funcionarios, Delgado también encabezó la repartición de Comisiones, un total de 46, 23 de ellas para su grupo.

La polémica generada la protagonizó Morena que tras otorgar Salud y Cultura al Partido Encuentro Social, un día después por presiones de grupos activistas, se las retiró para quedarse con ellas, no sin antes protagonizar un nuevo escándalo.

columna manuel desde balcon no fue duarte si gutierrez b

La Comisión de Cultura se la asignó a Sergio Mayer, un cantante y bailarín, venido a menos que no cubre en lo mínimo el perfil que requiere la presidencia de tal Comisión. Mayer asumió el cargo y dijo a la prensa que necesitaba el respaldo de los intelectuales para trabajar.

Con la mayoría a favor, Morena tiene el sartén por el mango y todo lo que se propone hacer, lo cumple sin ningún problema. “Ellos son mayoría”, dijo René Juárez Cisneros al hablar sobre el reparto de comisiones, dando a entender que no había objeción alguna sobre las 23 con las que se quedó.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft