Igualdad entre hombres y mujeres, un tema de cultura

Igualdad entre hombres y mujeres, un tema de cultura
Legisladores
Tipografía

El senador con licencia Raúl Cervantes Andrade consideró que el tema de derechos humanos e igualdad entre personas debe pasar por el tema de la educación y de un cambio cultural  en la sociedad.

Al dictar la conferencia “Derechos humanos, Igualdad y Principio Pro-mujer”, Cervantes Andrade llamó a que la sociedad no sea solamente expectante o aportadora, sino a convertirnos en actores de los cambios que el país requiere.

Comentó que un mandato amplio, permanente y vinculante, que recuerda a todos los integrantes de la sociedad, y a las autoridades principalmente, es el deber diario de pasar al derecho la condición de dignidad de las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

Subrayó que todos estamos obligados a que esta igualdad se dé en todos los ámbitos de la vida de la mujer, y expuso: esto tiene que ver con educación y de que se vea como un estilo de vida de constante mejoramiento.

Acompañado por la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Senado, Diva Hadamira Gastélum Bajo, Cervantes Andrade propuso que sea visto como un asunto de educación y, hacer entender a la gente que se debe garantizar la dignidad de las personas.

Hoy México, añadió, necesita que los derechos humanos sean tema de todas las actividades de la vida; no obstante, reconoció que “desgraciadamente creemos que el tema de los derechos humanos es de abogados. No, es un tema de la sociedad, de todas las actividades que se realizan”.

Recalcó que la calidad de los derechos tiene que verse e inscribirse en todas y cada una de las reformas, por lo que su implementación debe poner, forzosamente, en el centro a las personas.

Lo único que debe existir para el desarrollo de las personas es un Estado que dé condiciones, una sociedad que las promueva y el esfuerzo individual de crecimiento, y es lo que se debe de calificar.

Indicó que el reto del Estado mexicano es reducir la desigualdad, que no se disminuye por decreto pues tiene que ver con ingreso y oportunidades, pero también con evolución de temas y de género. Dijo también que la movilidad social es fundamental para acabar con la desigualdad, que es multifactorial y representativa.

Subrayó que el presupuesto extrae riqueza, y su función social es atemperar las desigualdades. Indicó que hay países eficientes que logran colocar el presupuesto en las necesidades de la gente, y de esa forma las desigualdades disminuyen sustancialmente.

Aseveró que se debe de tener esperanza en México y en sus jóvenes, que empujan fuertemente en los ámbitos económico, político y social; por lo que no se puede pensar que todo está mal y de ahí, dijo, la importancia de acercarnos a ellos, toda vez que tienen más ambición, ímpetu y una gran profesionalización.

Últimas Noticias

Sidebar - Interiores - Microsoft