Dictamen de reforma laboral fue aprobado en el Pleno

Dictamen de reforma laboral fue aprobado en el Pleno
Legisladores
Tipografía

La Cámara de Diputados aprobó, en lo general, un dictamen de reforma laboral que modifica cinco legislaciones, en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva.

El pleno lo aprobó, a las 16:30 horas, con 417 votos a favor, uno en contra y 29 abstenciones, y procedió a la discusión de 104 propuestas de modificación que presentaron 50 diputados.

Las leyes que se reforman son: Federal del Trabajo, Orgánica del Poder Judicial de la Federación, Federal de Defensoría Pública, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y del Seguro Social (IMSS).

El dictamen adecua estos ordenamientos legales con la reforma constitucional en materia de justicia laboral publicada el 24 febrero de 2017 y con diversos tratados internacionales suscritos por el Estado mexicano que amplían y protegen los derechos humanos de los trabajadores.

Surgió de 14 iniciativas presentadas por diputados federales y una senadora, entre septiembre de 2018 y abril de 2019.

Cuatro fueron de Morena, dos del PAN, dos del PRI (una la senadora Sylvia Beltrones Sánchez), tres del PES, dos del PT y una de MC.

La discusión inició a las 13:22 horas, luego de que la presidenta en funciones de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri Riancho, hizo la declaratoria de publicidad del dictamen y consultó al Pleno si autorizaba someterlo de inmediato a discusión y votación, lo cual fue aprobado.

La fundamentación del dictamen la hizo el diputado Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo (PES), presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, e inmediatamente, por separado, las diputadas Abril Alcalá Padilla (PRD) y Ana Priscila González García (MC) presentaron mociones suspensivas, las cuales fueron desechadas.

El diputado Baldenebro Arredondo expuso que se establece la desaparición de las juntas de conciliación y arbitraje que dependen de los Poderes Ejecutivos federal y estatales, para crear los tribunales laborales que formarán parte de los Poderes Judicial federal y estatales, respectivamente.

Se crea el Fondo del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para atender lo relativo a los contratos colectivos y asociaciones sindicales.

Se fortalece la democracia sindical con los ejes de rendición de cuentas y transparencia.

Se establece el proceso de selección de líderes sindicales sujetos al voto personal, libre, directo y secreto.

Se incluyen garantías al trabajador desde lo individual para hacer valer sus derechos laborales y de esta manera nadie puede ser sujeto a represalias ni ser obligado a formar o no, parte de un sindicato, federación o confederación.

Se eliminan brechas por género, violencia e inequidad salarial y se atiende y regula el régimen de los trabajadores del hogar.

En lo colectivo, el dictamen instaura mecanismos para la verificación y declaración de representatividad en los sindicatos, “lo que frenará la existencia de sindicatos blancos y contratos colectivos de protección, así como sindicatos extorsionadores”.

Tras la fundamentación, hicieron uso de la tribuna diputados de los ocho grupos parlamentarios para fijar la postura de sus bancadas, y luego diversos legisladores hablaron en pro y en contra del dictamen.

A favor, lo hicieron Javier Julián Castañeda Pomposo (PES), Jorge Arturo Espadas Galván (PAN), Manuel Gómez Ventura (Morena), Frida Alejandra Esparza Márquez (PRD), Carlos Pavón Campos (PRI), Pablo Gómez Álvarez (Morena), Enrique Ochoa Reza (PRI), Luz Estefanía Rosas Martínez (sin partido) y Marco Antonio Medina Pérez (Morena).

En contra, Ana Priscila González García (MC), Gerardo Fernández Noroña (PT), Martha Angélica Tagle Martínez (MC), Óscar González Yáñez (PT), Jacobo David Cheja Alfaro (MC), Maricruz Roblero Gordillo (PT), Lizeth Sánchez García (PT) y Santiago González Soto (PT).