Impugnará movimiento eliminación de diputado migrante

Impugnará movimiento eliminación de diputado migrante
Dependencias
Tipografía

NUEVA YORK.- Integrantes del Consejo Binacional de Fuerza Mirante, organizaciones y líderes pro migrantes en Estados Unidos se unirán al juicio para la protección de los derechos político electorales de los oriundos de la Ciudad de México que viven en el extranjero y solicitarán una audiencia con el magistrado del poder electoral José Luis Ceballos Daza para rechazar la derogación de la figura del diputado migrante, adoptada el mes pasado por el Congreso de la Ciudad de México y endosada por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

El juicio de impugnación al decreto que sustenta la derogación a cargo de María García Hernández y de Juventino Yitzhak Montiel-García refleja el sentir de los oriundos d e la ciudad de México que residen en el extranjero y de millones de mexicanos más que sin ser originarios de esa ciudad nos sentimos decepcionados, insultados, afectados y amenazados por el desdén inherente a los derechos políticos de todos los mexicanos que residimos fuera de nuestro país.

En contravención del derecho constitucional, la eliminación de la diputación señalada impone un perjuicio retroactivo a derechos adquiridos por un vasto número de mexicanos. La decisión del congreso de la Ciudad de México y de la Jefa de Gobierno, atentan contra dos pilares básicos de todo régimen de derecho moderno: la seguridad jurídica y la confianza legítima de los mexicanos en el extranjero.

Entre los argumentos presentados por el Partido del Trabajo, al plantear la iniciativa de la derogación están el de que la diputación migrante es una “complicación” y “limita la representatividad del electorado capitalino”, que en elecciones previas la participación de oriundos de la capital fue baja y que mantener la diputación migrante sería muy costosa”.

Fuerza Migrante considera que cualquier democracia seria, los legisladores deben buscar, discutir, y proponer soluciones a los problemas y retos de sus gobernados y no rehuir a esa obligación porque algo les parece “complicado”.

Los migrantes originarios de la ciudad de México están entre los principales proveedores de remesas a su país de origen.