Ya son cuatro las víctimas por explosión en Cuajimalpa

Mónica Orta Ramírez, la  enfermera que resultó gravemente lesionada en la explosión registrada el jueves pasado en el hospital Infantil Materno de Cuajimalpa, perdió la vida en las últimas horas, lo que elevó a cuatro los muertos.
Alcaldías CDMX
Tipografía

Mónica Orta Ramírez, la  enfermera que resultó gravemente lesionada en la explosión registrada el jueves pasado en el hospital Infantil Materno de Cuajimalpa, perdió la vida en las últimas horas, lo que elevó a cuatro los muertos.

La enfermera del hospital infantil, de 35 años, fue una de las personas que durante la emergencia ayudó a evacuar a varios niños que estaban internados.

"Lamentablemente su condición no respondió a todos los tratamientos que ameritaba su caso", informó el Gobierno capitalino en un comunicado de prensa.

Un total de 19 personas continúan hospitalizadas, nueve se encuentran en estado de gravedad, de los cuales cuatro son recién nacidos.

Además de la enfermera, el día del accidente murieron dos bebés y una mujer. La emergencia ocasionó 72 heridos, la mayoría de las cuales han abandonado en los últimos días los hospitales donde eran atendidos.

La explosión fue ocasionada por una fuga de gas en una manguera del camión que abastecía al centro médico público.

Por el caso está detenido el conductor del camión de gas y las autoridades iniciaron una investigación en contra de la empresa Gas Express Nieto, propietaria de la unidad y desde 2007 proveedor del Gobierno capitalino.

De acuerdo con la titular de la Procuradoría Federal del Consumidor (Profeco), Lorena Martínez, esta compañía "se niega sistemáticamente a ser revisada y, además, litiga altamente las sanciones que se le imponen".

"Se ha impuesto un número muy importante de sanciones que van hasta los 20 millones de pesos (poco más de 1,3 millones de dólares) entre 2013 y 2014, en su gran mayoría por negativas a permitir la verificación de Profeco", dijo la funcionaria. 

Últimas Noticias

Sidebar - Interiores - Microsoft