Gobierno CdMx garantiza justicia en caso de fallecida en el Metro

Gobierno CdMx garantiza justicia en caso de fallecida en el Metro
Delegaciones D.F
Tipografía

Autoridades del Gobierno de la Ciudad de México se comprometieron a proporcionar toda la información y los elementos necesarios para hacer justicia en el caso de María Guadalupe Fuentes, quien falleció tras ser desalojada, inconsciente, de la estación Tacubaya del Metro.

En conferencia de prensa, coincidieron en que los cinco elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) que participaron en los hechos tuvieron una actuación deficiente, así como en la necesidad de profesionalizar al personal de seguridad de este sistema de transporte.

Acompañado por la directora general del Metro, Florencia Serranía Soto y la procuradora General de Justicia, Ernestina Godoy Ramos, el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez dijo que los agentes policiacos actuaron de manera inhumana y sin apego a protocolo de actuación alguno.

Por ello, están sujetos a investigación en asuntos internos y a un proceso ministerial en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, y la dependencia a su cargo aportará todos los elementos necesarios para el desahogo de la investigación a fin de que se haga justicia.

“Lamento profundamente la pérdida de familiares y seres queridos de la señora María Guadalupe y respetuosamente les presento mis más sinceras disculpas por la actuación de los elementos”, dijo el jefe policiaco al asumir su responsabilidad.

Orta Martínez consideró importante la profesionalización de los elementos policiales, pues al resolver las deficiencias se evitarán actuaciones negligentes, violentas e inhumanas.

Al respecto, la directora del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Florencia Serranía Soto reconoció que los procedimientos de actuación de algunos funcionarios involucrados en el caso son imperdonables.

Para que no vuelvan a ocurrir hechos así, expuso, se cambió el protocolo de actuación en caso de personas que requieren atención médica urgente, y desde el 20 de febrero se cuenta con servicio de ambulancia exclusivo, el cual es activado cuando una ambulancia pública reporta un arribo mayor a 30 minutos.

La funcionaria comentó que el domingo 17 de febrero, a las 10:30 horas el área jurídica del Metro le informó la petición de apoyo una ciudadana que buscaba a su madre desaparecida, quien fue localizada luego de revisar los videos, al exterior de la estación Tacubaya.

Se descubrió, a través de las imágenes, que el sábado 16 de febrero, a las 7:15 horas, agentes de la PBI contratados por el Metro atendieron a una usuaria que se desmayó en un andén y fue trasladada a un cubículo de la jefatura de estación Tacubaya.

Luego se valoró a la usuaria de acuerdo con el protocolo y se pidió una ambulancia; a las 8:55 horas arribó la unidad de Protección Civil de Miguel Hidalgo y brindó los primeros auxilios, con el diagnóstico de “estado etílico y con PV, consumo de enervantes”, como se registró en la bitácora de esa unidad.

Los paramédicos aplicaron suero y declinaron el traslado argumentando que en tres horas la mujer podría salir por su propio pie, pero a las 10:00 horas la señora Guadalupe, evidentemente inconsciente, fue desalojada por los policías.

El 20 de marzo fue cesada la jefa de estación para que enfrente los cargos que le podrían ser imputados de acuerdo a las evidencias presentadas.

Florencia Serranía abundó que a la usuaria fue desalojada y abandonada al exterior donde permaneció más de nueve horas; “claramente los procedimientos de actuación de algunos funcionarios públicos involucrados fueron inhumanos y por lo tanto, imperdonables”.

En su intervención, la procuradora de Justicia, Ernestina Godoy, asumió el reto de que se haga justicia, y señaló que para ello el Metro presentó la denuncia, solicitó los videos y se reportó el caso a la Agencia del Ministerio Público de la Fiscalía de Servidores Públicos.

En este momento están a la espera de un último dictamen del Instituto de Neurología, mientras tanto, añadió, se ha proporcionado toda la información y para realizar las investigaciones en el menor tiempo posible y con carpetas sólidas para el proceso de judicialización, a fin de ir más allá de las responsabilidades administrativas.