El Cablebús transformará la movilidad de la Ciudad de México

El Cablebús transformará la movilidad de la Ciudad de México
Delegaciones D.F
Tipografía

En 2020 la Ciudad de México se sumará a metrópolis como la provincia de Alberta, Canadá; Santander Colombia; Nueva York, Estados Unidos, y Baviera, Alemania, al tener un sistema de Cablebús.

Ya sea como transporte de pasajeros o turístico, el Cablebús o teleférico ha sido utilizado a lo largo de la historia para aproximar a dos puntos con distintas altitudes; en la capital del país el primero se construirá de Indios Verdes a Cuautepec y el Cerro del Chiquihuite en Gustavo A. Madero.

Además, este mismo año iniciará la construcción de una segunda línea que viajará de la Sierra de Santa Catarina a Constitución de 1917 en Iztapalapa, obras para las que se tiene un presupuesto de tres mil millones de pesos, la primera con 60 por ciento de los recursos y la segunda con 40.

El coordinador general del Órgano Regulador del Transporte responsable del Sistema Cablebús, Pavel Sosa, explicó que el sistema complementará a los otros cuatro modos de transporte que administra la ciudad: Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Metrobús, Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y el Sistema de Transportes Eléctricos, es decir, los trolebuses.

Será la primera vez que los capitalinos se transporten vía aérea, lo que les permitirá, además de ahorrar tiempo y dinero, ver desde otra perspectiva su ciudad.

La incorporación del transporte también prevé la recuperación de espacios públicos y áreas verdes de las zonas aledañas, así como la instalación de Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (Pilares), a fin de atender de manera integral a la población que vive en las colonias más alejadas y vulnerables de la capital.

En entrevista desde el lugar en el que construirá la primera estación, muy cerca de la estación Indios Verdes del Metro, el funcionario capitalino aseguró que el proyecto inició desde antes de que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, asumiera la administración.

Durante el periodo de transición se conformó un grupo de especialistas en movilidad que laboraron en el desarrollo de la ingeniería básica; después se firmó un convenio con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para recibir asistencia técnica en la trasparencia de la licitación, a fin de que "las empresas que tengan la posibilidad de realizar un proyecto de esta envergadura tengan piso parejo”.

Señaló que el primer funicular diseñado para tener una vida de 30 o 40 años, tendrá una trayectoria de 9.4 kilómetros, el eje principal tendrá capacidad para transportar a ocho mil personas por hora en cinco estaciones, mientras que la estación hacia el Cerro del Chiquihuite transportará a dos mil pasajeros cada 60 segundos.

“Es la primera vez que se hace un proyecto de esta magnitud con estas inversiones y que no es una asociación público privada, no es una concesión, no es un proyecto de prestación de servicios, sino que vamos a licitar para que se construya y nos entreguen funcionando todo el sistema de transporte y a partir de ese momento es el gobierno de la ciudad será quien operará el sistema”.

Afirmó que la primera línea tendrá beneficios para 326 mil habitantes, es decir, un cuarto de la población total de Cuautepec, zona en la que 75 por ciento de la población tiene bajos o muy bajos recursos y que invierten casi 20 pesos diarios y pierden una hora y media en el traslado de ida y regreso, tan sólo para llegar al Metro.

Las estaciones del Cablebús serán Indios Verdes, Instituto Politécnico Nacional, La Pastora, Campos Revolución, Cuautepec y Cerro del Chiquihuite, con una diferencia de altura de 300 metros entre las dos estaciones terminales y un recorrido de 30 minutos y una disminución de tres mil 100 toneladas de dióxido de carbono.