Vecinos en Azcapotzalco denunciaron la toma clandestina

Vecinos en Azcapotzalco denunciaron la toma clandestina
Delegaciones D.F
Tipografía

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que tras diversas denuncias ciudadanas que reportaban olor a combustible, se pudo detectar una toma clandestina en la Avenida 16 de Septiembre, en la alcaldía Azcapotzalco.

Tras realizar un recorrido por la zona, informó que en el predio no se encontraba nadie y que se localizó un ducto que a su vez llegaba hasta el subsuelo y se dividía en diversas tomas clandestinas de combustible.

Sheinbaum descartó riesgos para la población y para construcciones cercanas, aunque refirio que como medida de precaución fue desalojada una fábrica contigua.

Explicó que serán el Gobierno de la República y Petróleos Mexicanos (Pemex) los que deslinden la responsabilidad y tomen las medidas precautorias en el tema, aunque prevalecerán elementos de la Secretaría de Protección Civil capitalina en la zona como medida de apoyo.

El predio que es resguardado por elementos del Ejército y de la Policía Federal tiene una barda perimetral blanca, sin número a la vista y sólo cuenta con un letrero con las iniciales BP Corporativo.

Según Sheinbaum el alcalde de Azcapotzalco, Vidal Llerenas, se entrevistó con el apoderado de la propiedad, quien afirmó que él lo rentaba y desconoce el paradero de quienes realizaban las actividades ilícitas.

También explicó que muy cerca del predio existe una cámara de seguridad de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, aunque esta fue afectada de manera intencional para evitar que grabara la zona circundante al predio o del terreno localizado en la esquina de Amores y 16 de Septiembre, muy cerca de la estación Aquiles Serdán del Metro.

Abundó que como medida de precaución personal de Protección Civil y de la Comisión Federal de Electricidad suspendieron el servicio de energía eléctrica al menos en dos cuadras a la redonda.

En un recorrido por calles aledañas los vecinos del lugar refirieron a Notimex que se trata de una zona tranquila y no percibieron situaciones distintas a las cotidianas por la toma de combustible, aunque sí percibían un olor a gasolina.

El señor Raúl Ceja destacó que en la calle de Duraznos, a una cuadra de la toma, no tienen reporte de mayor incidencia delictiva sólo el robo autopartes, por lo que consideró que los “huachicoleros” hurtaban el combustible sin afectar a las personas que habitan en esta colonia.

A su vez, la señora Adela Martínez, vecina de la calle Centlapatl, dijo que a unos metros del predio desde hace algún tiempo detectaron ingreso de camionetas, pero no lo consideraron sospechoso, toda vez que en la zona existen fábricas de zapatos y otros productos que laboran las 24 horas del día.