Tiene sector salud privado alta tecnología, pero de difícil acceso

Tiene sector salud privado alta tecnología, pero de difícil acceso
Mosaico
Tipografía

En los últimos años, los hospitales privados intensificaron el uso de alta tecnología, sin embargo la población no tiene posibilidades de cubrir los gastos debido a que los costos de servicio aumentaron, reveló un estudio de la Universidad Anáhuac.

En los últimos años, los hospitales privados intensificaron el uso de alta tecnología, sin embargo la población no tiene posibilidades de cubrir los gastos debido a que los costos de servicio aumentaron, reveló un estudio de la Universidad Anáhuac.

Miguel Ángel González Block, de esa universidad, dio a conocer hoy en conferencia de prensa los resultados de la investigación “El subsistema privado de atención de la salud en México. Diagnóstico y retos”.

Informó que cuando las personas de "menores recursos" no están satisfechas con los servicios de salud pública, recurren a médicos generales y pequeños hospitales.

Sin embargo, agregó que “la concentración económica se da a expensas de hospitales pequeños y medianos que no compiten en el mercado de alta tecnología, situación que incide en los precios, y de no corregirse reducirá la demanda hospitalaria en privados y se recargará en servicios públicos”, advirtió.

El especialista detalló que también afecta la venta de medicamentos, ya que los de patente mantienen precios altos y los genéricos, por tener difícil acceso al mercado, tienen baja competitividad.

“Uno de los problemas que tiene México, es que no tiene competitividad que aliente a que las empresas introduzcan medicamentos al mercado, lo que al final termina afectando a las familias pobres, porque compran el medicamento de alto costo y de patente o simplemente no lo adquieren”, aseveró.

González Block mencionó que los principales retos del sistema privado de salud son la competencia y la regulación, a fin de que los precios de intervenciones de calidad sean accesibles para todos; y para ello, se cree que es importante que exista una coordinación entre sistemas públicos y privados de este ámbito.

“Creo que el punto de partida para que exista una unión, es que por ejemplo los centros de salud privados como lo son las farmacias que ofrecen consulta, puedan mejorar su estructura y no sólo ofrezcan atención sintomática, sino que mejoren su modelo y en un futuro reducir enfermedades y, por tanto, reducir costos económicos por enfermedad”, destacó.

Asimismo, propuso que el Estado fortalezca la competencia con una legislación moderna que establezca instituciones reguladoras con un amplio alcance como las que ya existen en otros países de América Latina.