Perdón a delincuentes significaría traicionar a la sociedad

Perdón a delincuentes significaría traicionar a la sociedad
Presidencia
Tipografía

Para que la sociedad cuente con seguridad y justicia, no puede haber perdón ni olvido para los delincuentes, no puede haber borrón y cuenta nueva, dejó claro el presidente Enrique Peña Nieto.

"Dejar hacer y dejar pasar a los criminales, significaría fallar a las sociedad y traicionar a México", enfatizó durante la inauguración de las instalaciones del 79 Batallón de Infantería y su Unidad Habitacional Militar, ubicadas en Tecalitlán, Jalisco.

El mandatario federal indicó que “cumplir y hacer cumplir la ley es la primera responsabilidad de un gobernante y así lo entiende el Gobierno de la República".

En ese sentido recordó que desde el inicio de su administración, “hemos hecho la parte que nos corresponde en la lucha contra las organizaciones delictivas, y lo seguiremos haciendo con firmeza y determinación hasta el último día de esta gestión”.

Acompañado por los secretarios de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, apuntó que seguirá trabajando de manera decisiva y de manera corresponsable, para combatir de manera eficaz la delincuencia y así “responder a la legítima demanda de seguridad de la ciudadanía”.

Señaló que frente a la debilidad institucional de muchas corporaciones policiales locales a nivel nacional, desde hace más de una década el Estado mexicano se ha visto en la necesidad de emplear a las Fuerzas Armadas en labores de seguridad interior.

De ahí la importancia de regular su actuación en estas tareas , y por ello, el Gobierno de la República estará atento a la resoluciones que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dé conocer con respecto al contenido de la Ley de Seguridad Interior, que fue aprobada por el Congreso de la Unión.

Indicó que la presencia de las Fuerzas Armadas en diversos estados, entre ellos Jalisco, es una respuesta responsable ante la amenaza que representa la delincuencia organizada para la sociedad, “y una muestra de nuestro compromiso con la vigencia de la legalidad y del Estado de derecho”.

En este marco, Peña Nieto refrendó que el respaldo de los institutos armados es subsidiario y temporal, en tanto las entidades federativas logran fortalecer y consolidar sus corporaciones policiales.

Destacó la importancia de esta estrategia porque permite cerrar el paso a los grupos criminales que amenazan la tranquilidad y el patrimonio de las familias, y resaltó que es por todos conocido la magnitud y el reto que tienen las autoridades de los tres órdenes de gobierno en materia de seguridad.

“En Jalisco y en todo el país, nuestros soldados, pilotos y marinos pasan lista de presente en la protección de nuestro territorio, en el auxilio de personas afectadas por desastres y en la lucha para recuperar la paz y la tranquilidad de las familias”, sostuvo en su calidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas.

El jefe del Ejecutivo federal indicó que por todas estas razones, los institutos armados son un sólido pilar de estabilidad, certidumbre y confianza para el desarrollo nacional, y que ese es su invaluable aporte al bienestar y al progreso del país.

Enfatizó que la autoridad moral de las Fuerzas Armadas “está por encima de coyunturas y visiones de corto plazo”, y conminó a soldados, pilotos y marinos, a continuar honrando el compromiso que han asumido con la patria, para que “con su conducta ejemplar, sigan enriqueciendo el luminoso historial de servicio, entrega y amor a México que siempre les ha distinguido”.