Repunta campaña de Benjamín Robles

Repunta campaña de Benjamín Robles
Monos de Calenda
Tipografía

LOS ENTERADOS dicen que mientras sus adversarios emiten mensajes desesperados, como ocurrió en el debate transmitido por la televisora de Estado, BENJAMÍN ROBLES MONTOYA, el candidato a la gubernatura estatal por el Partido del Trabajo (PT), sólo con argumentos y el proyecto construido en los últimos años, cada vez gana más adeptos en Oaxaca y nadie pone en tela de juicio que será la sorpresa el día de la elección, el primer domingo de junio.

Al dar a conocer esta semana que exigirá al gobierno de Estados Unidos la devolución de las cuentas bancarias millonarias en aquél país de JORGE CASTILLO y JOSÉ ANTONIO ESTEFAN GARFIAS, provocó que miles de ciudadanos se interesaran en el tema, pues es un secreto a voces que el latrocinio de los presupuestos en los últimos años profundizó la miseria y la pobreza en Oaxaca.

Y también fue noticia que el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO) revocara las candidaturas a diputados locales de CAROL ANTONIO ALTAMIRANO, uno de los ejecutores de la exclusión de BENJAMÍN ROBLES MONTOYA de la coalición con el PRD, así como de JUAN MENDOZA, el dirigente estatal panista.

Por supuesto, también al PRI le tocó sustituir a uno de sus candidatos en el distrito de Tlacolula. Son parte de los ajustes que se dan en la política local, a escasas semanas de la jornada electoral.

columna omar monos calenda repunta campanabenjamin robles b

Mientras transcurren los incidentes del proceso, el candidato BENJAMÍN ROBLES MONTOYA se perfila como el abanderado más aceptado por la ciudadanía.

Los oaxaqueños no confían ya en discursos elaborados. A fuerza de ser ninguneados, burlados, sojuzgados, se han vuelto desconfiados. Aún recuerdan cómo los engañaron con el cambio y después cínicamente les dijeron que el cambio también era la reversa.

El mejor ejercicio para saber en Oaxaca quién va a ganar, son los taxistas del transporte público. Los comerciantes establecidos y de la vía pública. Los prestadores de servicios. Los profesionistas. Los consumidores. Los estudiantes. Basta hacer un muestreo personal todos los días, en cualquiera de los sectores para darse cuenta que la Revolución está aquí, en territorio oaxaqueño y que inició en los Valles Centrales, pero llegó al Istmo, a la Costa, a la Mixteca, a la Sierra Norte, a la Sierra Sur, a la Cuenca. A todas las regiones.

A poco más de una semana del debate entre candidatos, aún con el temor de la represión, muchos ciudadanos prefieren callar. Y aunque forman parte de corrientes panistas, perredistas, priístas y de otros partidos políticos, así como de los indecisos, ya saben por quién votará el primer domingo de junio.

Por supuesto que la mayoría prefiere callar su error en los comicios de hace casi 6 años y ahora deposita su confianza en el hombre que durante muchos meses ha estado a su lado, no sólo como legislador y representante popular, sino también como amigo.

En las próximas tres semanas tendremos una competencia intensa y seguramente la distancia entre el candidato ganador y sus adversarios se profundizará, pues desde que fue nominado, BENJAMÍN ROBLES MONTOYA ha venido cuesta arriba y lo más importante, es que sus adversarios ya están enterados.

CHIRIMITEROS…

HASTA ahora en Oaxaca han ocurrido alrededor de 30 crímenes que han aumentado la percepción de inseguridad. Por supuesto, la tarea no es fácil. Hay un esfuerzo extraordinario desde la Policía Federal Preventiva, la PGR y la Fiscalía General de Justicia del Estado, así como de la Secretaría de Seguridad Pública para abatir los índices de criminalidad. El comportamiento de la delincuencia es preocupante y el Estado deberá redoblar esfuerzos para evitar que se contamine con ello el proceso electoral.

Sin embargo, hay que admitir que el trabajo que se realiza desde la Secretaría General de Gobierno, con CARLOS SANTIAGO CARRASCO, ha sido permanente y ha garantizado condiciones de gobernabilidad para que los candidatos a gobernador, diputados y concejales, realicen con tranquilidad las campañas electorales.

La política interna es un reto enorme para el Estado, pues si de algo hay que temer en Oaxaca es a la reacción de muchas organizaciones sociales y políticas, entre ellas la Sección 22 del SNTE, que son impredecibles a la hora de hacer exigencias y demandas a los tres niveles de gobierno.

Hasta ahora la realidad es distinta a otros años. Sin embargo, este 15 de mayo es también una fecha clave para saber cómo va  a actuar el magisterio oaxaqueño, el cual año con año realizaba movilizaciones y de paso presionaba a las autoridades estatales con un pliego petitorio que nunca se acababa de cumplir.

Por supuesto, el panorama es distinto y eso motivó que el pasado fin de semana realizara evaluaciones docentes sin molestia alguna a los sitios destinados para ello por el IEEPO que dirige MOISÉS ROBLES RUIZ.

Ahora no habrá pliego petitorio y también habrá que esperar la reacción de los maestros, porque a decir verdad, en las últimas convocatorias que ha realizado el magisterio, la respuesta ha sido mínima.

Los descuentos de octubre del año pasado mellaron la economía de los maestros y nadie está de acuerdo en pagar el costo de las exigencias que puedan hacer sus dirigentes sindicales, quienes ahora tampoco han realizado pronunciamientos con relación al proceso electoral.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft