Oaxaca debe abrir sus puertas al turismo sin molestarlo

Oaxaca debe abrir sus puertas al turismo sin molestarlo
Entérate Oaxaca
Tipografía

El diputado federal Sergio López solicitó a las autoridades del estado de Oaxaca a trabajar fuerte en víspera de la Semana Santa (13-15 de abril), buscando con ello que la actividad económica se reactive, especialmente con esta temporada de vacaciones.

López Sánchez, del Distrito VI, miembro de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, afirmó que el secretario de gobierno hoy por hoy, tiene la tarea de plantear una tregua a las organizaciones sociales y al magisterio, para dejar de manifestarse porque ello, sin lugar a dudas,  ahuyenta al turismo.

“Esto nos daría la oportunidad de que nuestra economía se ponga en movimiento. Sabio es que el turismo beneficia a todos los sectores, entonces, debemos velar que los visitantes sean bienvenidos y se la pasen cómodamente bien en el estado”.

Afirmó en el pleno de la Cámara de Diputados estar enterado que desde hace un mes hay manifestaciones en la capital del estado y es preciso “hacer un compás de espera entre las organizaciones y hacer una campaña mediática de promoción turística fuerte de Oaxaca”.

“Nosotros tenemos playas, zonas arqueológicas, el estado tiene todo para que el turista nos visite con las suficientes condiciones de paz”.

Sin rumbo

Una vez que Alejandro Murat cumplió los 100 días como gobernador días atrás, López Sánchez señaló que  “vemos un gobierno sin rumbo, que no termina de ubicar las necesidades prioritarias que tiene el pueblo oaxaqueño”.

El legislador planteó que ello se debe a que varios de los funcionarios de primer nivel que conforman la administración fueron importados del Estado de México --donde se formó políticamente Murat-- y otros de la ciudad de México y no conocen Oaxaca.

Son los casos del secretario de finanzas, el secretario particular, el coordinador de giras y otros tantos y “eso está afectando al gobernador”.

Murat “tiene ganas, al menos en los discursos así lo expresa, de trabajar, de sacar adelante al estado, pero no vemos que el equipo esté en la misma frecuencia”.

“Hay funcionarios que no están haciendo su función, que no hacen su papel y eso obviamente hace que sea un gobierno sin rumbo y pensamos que es un gobierno de oídos sordos, que no actúa, ni escucha”.