¿Justicia o ajuste de cuentas?

¿Justicia o ajuste de cuentas?
Municipios
Tipografía

La décima sexta regidora del municipio mexiquense de Naucalpan, Esther Tapia, se preguntó  hoy si realmente es la justicia o más bien un ajuste de cuentas lo que originó la detención de David Sánchez Guevara, capturado el jueves por la Policía Federal, acusado de peculado.

Tras solicitar licencia de su cargo a la alcaldía de Naucalpan el pasado 6 de enero, el controvertido político se dedicó a confeccionar su campaña para acceder a una diputación federal, la cual ganó por el Distrito 24, uno de los más poblados del municipio y que engloba la mayor zona popular.

Alevosamente el desprestigiado funcionario buscó ese sector electoral, ya que en la zona residencial del municipio no hubiera ganado ni de broma, dada la incapacidad mostrada para ejercer el mando y los escándalos de malos manejos por todos comentados en la zona, además de su inolvidable justificación cuando dijo "yo no inventé Naucalpan", rehuyendo resolver la problemática local.

Sánchez Guevara reapareció el pasado jueves en la escena política, acudió a la Cámara de Diputados, para registrarse, incluso, hay fotos en las redes sociales al lado de Alfredo del Mazo, quien será el líder de los priistas mexiquenses en San Lázaro.

Se cree que su detención se debe  también al desprestigio que le ha ocasionado a su propio padrino, el Gobernador Eruviel Ávila Villegas, amén de las presiones internas en el reestructurado Partido Revolucionario Institucional, al que pertenece, y desde luego abona al tema la llegada del sonorense Manlio Fabio Beltrones a la máxima dirigencia.

Las pésimas gestiones de Azucena Olivares y David Sánchez Guevara en Naucalpan en las últimas dos administraciones, han dejado al otrora rico municipio al borde de la quiebra, lo que generó que en la reciente elección de junio el electorado se inclinara por la oposición y otorgara su confianza al panista Edgar Olvera, lo que al PRI no le causó ninguna gracia.

Por eso Tapia se pregunta si este nuevo episodio en la vida del municipio se debe a la justicia o a un ajuste de cuentas entre los delincuentes disfrazados de servidores públicos.

La regidora Tapia agregó en entrevista con  Entérate, que la detención significa que la impunidad en el municipio no puede continuar.

La actual administración realiza diversas investigaciones y auditorias a la gestión de Sánchez Guevara en áreas como Tesorería, Obras Publicas y el organismo de aguas, de donde se habla de un desfalco de 60 millones de pesos.

La lista de presuntos desvíos de recursos al frente de su gestión es larga, pero se habló en su momento de hasta 160 millones de pesos para programas de repavimentación, con dinero también del estado.

Tapia manifestó que además de Sánchez Guevara, también estarían implicados el tesorero Alejandro Méndez, todavía en funciones y el ingeniero Manuel Elías Prieto, director del Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento desde donde se hizo un depósito de 60 millones de pesos a Ficrea.

Otro que debe estar poniendo sus barbas a remojar es Carlos Mercenario, directivo municipal del deporte que ejerció turbiamente su puesto.

La regidora por el PRD espera que las autoridades cumplan con la ley, “por el momento desconozco la situación legal del ex presidente, pero el juez tiene 48 horas para determinarla”, dijo.

Fue una de las grandes críticas al trabajo desempeñado por David Sánchez Guevara, tanto que hasta llegó a ser amenazada y su hijo fue detenido sin causa alguna.