Un viaje legendario

“El vino que bebe la tierra” es el significado atribuido a uno de los más eminentes dioses aztecas del siglo III: Tláloc, dios de la lluvia, proveedor del líquido sagrado que nutría al maíz, sustento de la población y certeza de tierra fértil.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft