Alianza, sin fecha de caducidad

Alianzas van, alianzas vienen y en este caso, en la Cámara de Diputados se “formalizó” la  unión entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) en un acto al que acudieron sus presidentes nacionales Alejandra Barrales y Dante Delgado, acompañados por sus coordinadores Francisco Martínez Neri y Clemente Castañeda, así como miembros de ambos partidos. En principio, se habló de la unión para ejercer presión conforme el Paquete Económico del próximo año y dejar sin el suficiente presupuesto para la educación, la cultura, el sector agroindustrial y otros temas en los que coinciden. Eso en principio, pero a la hora de las preguntas y respuestas, los partidos afirmaron no ir tan lejos, por ejemplo de cara a las elecciones del próximo año en algunos estados de la República, porque por ahora solo les interesa la agenda legislativa. Para algunos colegas les pareció que este arreglo no irá tan lejos, y dudan de cierta manera que las relaciones se consoliden en el futuro, porque en realidad esta alianza no tiene caducidad, es decir, no se sabe cuando va terminar. Lo que si es que instalarán mesas de trabajo para analizar en que otros temas podrían ir acompañados por ejemplo en el matrimonio igualitario cuya iniciativa es obra de Enrique Peña Nieto.

De asunto personal, a la Subsecretaria de la Segob

El miércoles René Juárez Cisneros pidió licencia y le fue concedida, para separarse del cargo como Senador, según dijo, a fin de cumplir asuntos personales, pero hoy jueves, de manera oficial se supo que su nueva oficina estará en la Subsecretaria de Gobernación, tomando el puesto que dejó Luis Miranda Nava, quien como usted sabe maneja los destinos de la Secretaria de Desarrollo Social.  De entrada, Juárez Cisneros, ex gobernador de Guerrero, tendrá una carga de trabajo mayor en Bucareli a la que venía desahogando en la de Senadores, porque tienen pendiente en la Segob resolver el problema de los maestros que están urgiendo el regreso a las mesas de diálogo. Al tomar el micrófono, ofreció diálogo sin chantajes, ni condiciones.

Castillo sigue en la Conade y Peña Nieto sigue dando tumbos

Todo sigue igual en México, nada cambia, a pesar de que las circunstancias obligan una transformación, pero nadie mete las manos. Regresó Alfredo Castillo de Río de Janeiro, la sede de los Juegos Olímpicos con la cola entre las patas, vilmente criticado por su frivolidad como jefe máximo de la delegación y en lugar de recibir una llamada de atención por la pobre atingencia que tuvo con los atletas, es premiado con la continuidad en la Comisión Nacional del Deporte; al presidente Enrique Peña Nieto se le ocurre invitar a Donald Trump a México cuando el candidato republicano nos ha manifestado abiertamente su odio en Estados Unidos, arremetiendo con los migrantes llamándolos delincuentes y violadores. ¿En qué cabeza cabe traer al enemigo público número uno de México a nuestra tierra?. En la de Enrique Peña Nieto. Nadie entiende la postura del Presidente, aunque diga que lo hizo para hacerle ver a Trump que los mexicanos deben ser respetados.

Javier Duarte no se va

Temprano, ante los micrófonos que maneja Ciro Gómez, en Radio Fórmula, el cuestionado gobernador de Veracruz Javier Duarte, afirmó que cumplirá con el mandato que le concedieron los ciudadanos pase lo que pase, hasta el último día de noviembre para dar paso a Miguel Ángel Yunes Linares al frente del gobierno.  Con el cinismo que caracteriza a los políticos, Duarte dijo no tener ninguna deuda pendiente con los veracruzanos, y negó que exista alguna demanda en su contra salvo la de Yunes, a quien llamó el “presunto” gobernador electo. Entre otras cosas, afirmó que el haber perdido el PRI el estado en las elecciones pasadas, se debió a diversos factores, que obviamente no reveló. También dijo que sigue manteniéndose en contacto con el presidente Enrique Peña Nieto y rechazó sentirse solo, sin el cobijo de su partido.  Negó que haya intervenido en el congreso veracruzano para hacer “leyes” a su modo de tal manera burlar cualquier acción de la justicia en caso de comprobársele el desvío de recursos. Total que en Veracruz no pasada nada, que es un estado ejemplar. Si chucha. A ver quien te cree.

“Usted disculpe…”

Como lo hizo el Presidente Enrique Peña Nieto, también lo hago yo, así de simple debió haber pensado el senador Emilio Gamboa Patrón cuando se descubrió su aterrizaje de un helicóptero en el arrecife Alacranes en la península yucateca, un área protegida.

Que renuncie Castillo, clamor general

Si tiene un poquito de vergüenza, Alfredo Castillo debe renunciar a la dirección general de la Conade, dado los pobres resultados de la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos de Brasil 2016 que llegaron a su fin ayer domingo.  Cuando esperábamos que al menos igualáramos las siete medallas conquistadas en Londres, resulta que en Río de Janeiro retrocedimos en números, a cinco; inaceptable cuando hemos vivido abiertos al mundo, con competencias de preparación de primer nivel y no logramos catapultarlos con medallas, eso por una parte y la otra, cómo tolerar a un dirigente como Castillo qué a menos de un año de los Juegos Olímpicos se pone los guantes y se sube a pelar con las federaciones. ¿No podía esperar a Brasil y luego llamar a cuentas?. El caso que a su llegada dividió al deporte y tomó distancia con el Comité Olímpico Mexicano, cuando debió estrechar las relaciones. En Londres terminamos en la posición 39 con siete preseas, entre ellas una de oro, y ahora, en la posición 61, con solo cinco medallas, sin ninguna de oro, un retroceso que no admitimos porque tenemos que mirar para adelante en los deportes, al que consideramos nos puede dar la cara en el país si miramos la pobre política mexicana que tenemos. Quizás, Castillo no sea el culpable de esta catástrofe, pero si uno de ellos, así es que nos unimos al clamor de darle las gracias al frente de la Conade.

Mancera se muerde la lengua

No es que estemos a favor del Gobierno federal, ni mucho menos, y buscar defenderlo, de ninguna manera, pero el asunto es que Miguel Ángel Mancera se mordió la lengua al cuestionar el alza de la gasolina, cuando apenas a un año de su gestión al frente de la Ciudad de México, aumentó el boleto del metro, de tres a cinco pesos. ¿No lo recuerdan?.  Claro, no estamos de acuerdo con el aumento porque en principio el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que no subiría el precio de la gasolina, pero la realidad es que ya casi cuesta 15 pesos la más cara. Cuestión política dirían algunos, porque a cambio del reclamo, Mancera está planteando el aumento al salario mínimo, una propuesta que ya la hizo suya. “Sube la gasolina y está ahí de golpe ¿y el salario mínimo, no podemos subirlo?. Se pregunta.  El salario actual en la Ciudad de México es de 73.09 pesos.

Más artículos...

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft