¿Inicia la debacle de Andrés Manuel?

¿Inicia la debacle de Andrés Manuel?
Desde el Balcón
Tipografía

Tan bien que iba Andrés Manuel López Obrador en su carrera a la Presidencia de la República, hasta que en este paréntesis del proceso electoral “metió la pata” y feo. A quién se le ocurre agregar en su lista de candidatos al senado a Napoleón Gómez Urrutia, el líder que robó a los mineros más de 50 millones de dólares, y quien ahora se encuentra exiliado en Canadá.

Si tanto pregona su rechazo a la corrupción, no era el momento de integrar a sus filas al polémico líder sindical. Nos parece que la iniciativa de López Obrador con “Napito”, generó más controversia que el haber integrado a Marcelo Ebrard y no es para menos, porque está aceptando en las filas de Morena a personajes nada apreciados por la sociedad.

Este lunes, López Obrador se defendió de las criticas al afirma que la candidatura de Gómez Urrutia es un acto de justicia, porque es satanizado y dijo además, que el minero fue víctima de represalias de los gobiernos panistas y es tiempo de que vuelva al país.

El político tabasqueño también habló sobre Germán Martínez, ex líder panista, también en la lista de senadores por Morena y quien en su momento lo criticó fuertemente. “Yo sí creo en el perdón, olvido, no; perdón si”, dijo en referencia a Martínez.

Si Andrés Manuel López Obrador tenía terreno ganado, lo está perdiendo con estos perdones. Pero bueno, la política es así. Hay tantos y tantos políticos que brincan de un lado a otro, solo por intereses mezquinos. Estos son algunos de ellos.

+++

Esta mañana charlábamos con el equipo de Entérate en la redacción sobre la “ocurrencia” de viajar a la zona del sismo de 7.2 grados del viernes pasado ocurrido en Pinotepa Nacional, Oaxaca en plena noche, sin visibilidad, y decíamos que era un acto de irresponsabilidad del secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida y del gobernador Alejandro Murat el aterrizar sin conocer a ciencia cierta el terreno que iban a pisar y como resultado hubo 13 muertos, porque el piloto del helicóptero perdió el control cuando las hélices provocaron una polvareda cuando descendía y de pronto, se estrelló contra el suelo. Era una acto para quedar bien con el Presidente, decíamos y mire no andábamos tan errados porque más tarde Navarrete Prida declaró que nunca fue un acto de ganar protagonismo porque simplemente fue un acuerdo con EPN.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft