La mafia de López Obrador

La mafia de López Obrador
Desde el Balcón
Tipografía

Al cabo de las precampañas este domingo, bien podríamos decir que el trabajo en este periodo de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES) fue significante, pero no por ello dejó de ser polémico por sus folclóricas declaraciones y segundo, por sus decisiones a la hora de incorporar a sus colaboradores, algunos con mucha mala fama como Marcelo Ebrard, ex Jefe de gobierno de la Ciudad de México, que finalmente esta "palomilla" los hacen ver como la mafia de López Obrador.

El político tabasqueño como decíamos anteriormente, arrasó con sus contrincantes tan solo por haber logrado impactar con mayor tiempo en los noticiarios de radio y televisión y un sinnúmero de páginas en los diarios nacionales, pero ciertamente, fue opacado cuando anunció la llegada de Ebrard a su equipo, un político habilidoso, que al cumplir su gestión se le descubrió los desvíos de recursos de la línea 12 del metro, más de 10 mil millones de pesos.

Dicen que Ebrard filtró a los medios de comunicación a la construcción de la Casa Blanca de Peña Nieto, convirtiéndose en un escándalo, lo que le ocasionó un autoexilio.

Además de Ebrard, López Obrador también sumó a su equipo a Ricardo Monreal, delegado con licencia de la Cuauhtémoc, también de muy mala reputación y bastante polémico al inicio de su gestión.

Aunque no somos simpatizantes de las encuestas, porque de pronto las vemos “amañadas”, el tabasqueño aparece en primer lugar de las preferencias y no decimos quién le secunda porque ahí, los resultados sí son muy variables, en algunos casos José Antonio Meade (PRI-PVEM-NA) aparecen en segundo lugar o Ricardo Anaya (PAN-PRD-MC)

La segunda parte de este proceso electoral comenzará el 30 de marzo, con 90 días más de campañas hasta llegar a la fecha del 1 de julio, día de las elecciones en que se definirá quien será el nuevo presidente de México.

+++

Las dos sesiones de trabajo en San Lázaro, el martes y jueves, no variaron mucho conforme al desempeño que tuvieron los diputados el año pasado: ausencia total, comienzo de la jornada con una hora de retraso y cada quien, en lo suyo. Pareciera que a nadie le importa la situación de inseguridad que se vive en el país, pareciera que a nadie le interesa que la corrupción sigue siendo el peor cáncer que tenemos, porque acuden a la Cámara solo para pasar lista y nadie, en realidad se interesa en el progreso del país.

Ojalá que finalmente, los partidos se pongan las pilas y designen en los próximos días al auditor de la ASF.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft