Se beneficia Morena con desbandada en partidos

Se beneficia Morena con desbandada en partidos
Desde el Balcón
Tipografía

Nos parece que al Partido Acción Nacional le valió un “sorbete” la salida de Gabriela Cuevas de sus filas, así haya sido militante por más de 20 años y en cambio, a Morena su incorporación le beneficia enormemente: llega una joven preparada legislativamente y con cierta experiencia en la función pública, lo que en determinado momento le puede beneficiar al partido de Andrés Manuel López Obrador.

La salida de Cuevas del PAN, se conoció cuando en las oficinas nacionales del blanquiazul le negaron una plurinominal como diputada federal, que exigía dada su larga trayectoria y su experiencia.

Y así como ella, el arribo de otros personajes en la política, a Morena lo consolidan. Claro que habrá que ver si efectivamente este partido saca raja de la circunstancia, porque si los que hicieron su cambio solo es para su beneficio personal, pues de nada le servirá a Morena. Del PRD saltaron Zoé Robledo y también Miguel Ángel Barbosa que buscan la gubernatura de Chiapas y Puebla, respectivamente.

También llegó a Morena del PRD, Fernando Mayas de Tabasco y la actual senadora Dolores Padierna y en la última semana se agregó otro joven político, René Fujiwara, nieto de Elba Esther Gordillo y quien en la legislatura anterior en la Cámara de Diputados, fue miembro de Nueva Alianza.

El polémico Víctor Hugo Romo, actual diputado local, simpatizó de pronto con Morena y ahora, tras algunos años con el PRD, busca nuevamente despachar desde la alcaldía Miguel Hidalgo.

Son algunos ejemplos de los saltos que han dado los políticos de cara a las elecciones de julio próximo. Están llegando a montones a Morena, solo falta esperar si ese arribo estrepitoso en algo le ayuda al crecimiento del Movimiento de Regeneración Nacional.

+++

El presidente Enrique Peña Nieto paso de los ojos irritados la semana pasada, a los menajes mal intencionados y “lapidarios” de las redes sociales, que no ven más que lo malo y lo bueno, no lo cuentan.

Justamente, Peña Nieto está en boca de todos, haga o no haga, como que “un mundo lo vigila” para ver sus errores, más que aciertos. Pero el solito se ganó este seguimiento que le hacen algunos sectores.  Como resumen a su gestión, dejó crecer como no tiene ida la corrupción en los estados, ya ve cuantos ex gobernadores están en la cuerda floja y otros están en procesos judiciales y la inseguridad está a tope.

Seguramente, en lo que resta de su mandato ese seguimiento será conciso y con lupa, sobre todo por el periodo electoral por el que pasamos.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft