Los partidos chiquitos doblan las manos

Los partidos chiquitos doblan las manos
Desde el Balcón
Tipografía

En estos tiempos las ideologías políticas no valen, salen sobrando, cuando los partidos, los chiquitos sobre todo, buscan su supervivencia y los dirigentes, llenarse los bolsillos de recursos públicos. Nada que ayudar a la gente, ni nada. Ya se enteró de la unión que hizo el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador,  con el Partido Encuentro Social en busca de la presidencia el próximo año. Un convenio de coalición que se fraguó a partir de la salida de Eric Flores el líder del PES, en la Cámara de Diputados. 

Ambos partidos, de reciente creación, un año de vida legalmente ante el congreso mexicano. También están en alianza con Partido del Trabajo cuyo presidente y dueño Alberto Anaya hizo hasta lo imposible para que su instituto político no perdiera el registro ante el INE.

Y ahora, en esta misma semana dos partidos más se unieron al Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde y Nueva Alianza, también de menores proporciones, con poca actividad política en el país. Habían dicho en la Cámara de Diputados ir solos a las elecciones del próximo año, esa era la intención según los dichos de Jesús Sesma y Alfredo Valles, sus respectivos líderes. Hoy, es distinto, se  unen al PRI.

La otra coalición la representan el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, lídereados por Acción Nacional. La unión del llamado Por México al Frente, se fraguó este mismo años buscando sacar al PRI de los Pinos, sin observar siquiera las ideologías que tienen cada uno en sus partidos. Por algo Pablo Gómez, uno de sus fundadores, renunció al PRD, al que calificó como “la central de negocios políticos”.

+++

Lo común entre los contendientes en el comienzo de las precampañas es que arrancaron la carrera por la presidencia en la misma fecha, el 14 de diciembre, no más, porque si de propuestas se trata las de Ricardo Anaya (PAN-PRD-MC), José Antonio Meade (PRI-PVEM-NA) y Andrés Manuel López Obrador, fueron distintas, una de otra. Según se apreció en gráficas, Anaya la inició en Querétaro,  de forma austera, sin tantos acarreados; Meade en Chiapas, en San Juan Chamula entre fanfarrias y López Obrador en la Ciudad de México.  Los primeros dos con discursos buscando acabar con la brecha social y el otro, anunciando su gabinete en medio de protestas por la unión con el Partido Encuentro Social.Los precandidatos por la Ciudad de México también abrieron fuego con Mikel Arriola, ex del IMSS por el PRI, Claudia Sheinbaum por Morena y de la coalición PAN-PRD, MC, Alejandra Barrales, Salomón Chertorivski, ex secretario de economía y el médico José Armando Ahued  ex secretario de Salud.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft