La carrera por la presidencia, a toda prisa

La carrera por la presidencia, a toda prisa
Desde el Balcón
Tipografía

Un día después de que José Antonio Meade fuera proclamado precandidato oficial del PRI a la presidencia de la República y que causó revuelo en los medios nacionales este lunes, el Partido de la Revolución Democrática, respaldó al Jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera como su candidato, no del Frente Amplio Ciudadano que integra junto al Partido Acción Nacional y Movimiento Ciudadano, sino del PRD.

Mancera, dijo, sin embargo, que el espaldarazo del partido es para encabezar el Frente. Ya veremos, dijo un ciego.

Y mientras no hay candidato de oposición, Meade ya está trabajando fuerte con los diversos sectores del PRI, precisamente, desde hace ocho días que el presidente Enrique Peña Nieto le aceptó la renuncia como secretario de Hacienda y Crédito Público. El domingo se registró y como si ya hubiera ganado, el trámite fue una gran fiesta para los priistas.

columna manuel desde balcon carrera presidencia toda prisa b

+++

Y con la aprobación de la Ley de Seguridad Interior la semana pasada, que era de lo más importante en el Congreso, dado la presión de las Fuerzas Armadas y de Enrique Peña Nieto para sacarla adelante, los diputados parece que tendrán desde ahora su temporada de vacaciones de invierno. Le quedan cuatro sesiones de trabajo, dos en esta semana y otras dos la que vienen, porque oficialmente se van el 15 de diciembre. Dos semanas más, sin duda, para analizar su futuro político, más que otra cosa, es decir, atender asuntos personales y nada por México.

+++

Lo que nos parece irrisorio es la idea de Enrique Peña Nieto y su gabinete de terminar el último año de su gestión, el sexto, por supuesto, a tambor batiente; es decir, quiere hacer en un año lo que no hizo en seis. ¿Consolidar su política publica? ¡No hombre!, consolidar que las diversas empresas gasolineras hagan lo que quieran con el precio de la gasolina, a eso le llama concretar proyectos. ¿Qué la corrupción siga galopando entre los servidores públicos de alto rango? Quizás lo mejor que pueda hacer es refundir a los ex gobernadores que ahora enfrentan procesos judiciales por desvío de fondos, por lavado de dinero como son los casos de Javier Duarte de Veracruz, Roberto Borge de Quintana Roo y Guillermo Padres de Sonora. Y luego, la otra, que no meta la mano en el caso de corrupción de “Odebrecht”, ni tampoco en el nombramiento del fiscal de Fepade, ni puso menos el fiscal general. Difícil, que termine como quiere.

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft