Que periodo electoral no interceda en la renegociación del Tratado

Que periodo electoral no interceda en la renegociación del Tratado
Legisladores
Tipografía

Ante el anuncio de que muy pronto se llegará a un acuerdo con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el diputado Agustín Basave Benítez (PRD) pidió al Gobierno federal que “no haya precipitaciones” por contienda electoral en México, y pidió se deje en manos de la próxima administración.

Antes del mediodía de este miércoles, Basave comentó “es muy importante que en esta renegociación no haya prisas y menos precipitación, ya sabemos que hay una tentación del Gobierno federal mexicano de acelerar este proceso y tener un acuerdo pronto”.

En el marco de la Comisión Permanente, el también secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores manifestó que ya se les “frustró” tener concluida la negociación antes del segundo de los tres debates entre los candidatos a la Presidencia de la República, previsto para el próximo domingo.

Sin embargo, agregó, “no se les ha frustrado (concluir la renegociación) antes del día de elección (el 1 de julio), porque consideran que una renegociación exitosa entre comillas, es decir, una firma de acuerdo, le daría puntos al candidato presidencial (por la coalición Todos por México, PRI-PVEM-NA) José Antonio Meade (Kuribreña)”.

Afirmó que “es muy grave e irresponsable” acelerar estos trabajos, ya que implica “ceder de más, ceder en exigencias del gobierno de (el presidente de Estados Unidos) Donald Trump, sólo por tener listo este tratado con los tiempos político electorales”.

“Que se tomen el tiempo que se tengan que tomar, yo incluso diría que lo mejor es que esto se deje para las próximas autoridades, para quien resulte electo Presidente de México el primero de julio y que se vayan las cosas haciendo con mucho más calma”, destacó.

Basave Benítez hizo un llamado “al Gobierno federal y, desde luego, a la sociedad mexicana, para que también esté alerta y vigile, en que no haya esas precipitaciones y la renegociación se haga con los intereses de México en mente, sin ninguna presión indebida por razones de tiempos electorales”.

Afirmó que lo que está en juego “es muy grande, son muchas las familias mexicanas que tienen empleo por el TLCAN. Tenemos que cuidar el interés nacional antes que cualquier cosa”, reiteró.

Consideró que “es muy importante que tengamos la calma, que se negocie desde una posición de firmeza y no de debilidad y de sumisión”, la cual ha caracterizado al gobierno mexicano ante las políticas del presidente Donald Trump.