Inevitable, hablar de justicia transicional en México

Inevitable, hablar de justicia transicional en México
Dependencias
Tipografía

Olga Sánchez Cordero, propuesta para encabezar la Secretaría de Gobernación en el próximo Gobierno federal, afirmó que es crucial e inevitable empezar a hablar de justicia transicional para México, en la que se incluya memoria, verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Al dictar la conferencia ¿Olvido, Verdad o Justicia?, en El Colegio de México, Sánchez Cordero dijo que “es hora, desde el gobierno, que se deje de simular que no pasa nada y que hay una política de derechos humanos”.

“Quienes cuestionan la posibilidad de empezar a hablar de otra forma de combatir la violencia con no más violencia y de hablar de una justicia transicional en nuestro país, ponen en duda que nos encontremos en un conflicto, que necesitamos nuevas instituciones para enfrentar esta realidad”.

En ese sentido la ministra en retiro indicó que ya es hora de que desde el gobierno se hable de manera integral de memoria, verdad y justicia, así como de reparación y garantías de no repetición.

Ante activistas sociales, académicos y alumnos del Colegio de México agregó que por lo menos en los últimos 10 años el Estado mexicano ha enfrentado el reto de frenar la violencia y de responder desde los mecanismos institucionales actuales a esta dolorosa realidad.

Sánchez Cordero opinó que no se han investigado seriamente los contextos, las causas, el modo de operación de quienes desaparecen personas ni quiénes son los autores de estos hechos.

Indicó que por lo anterior es crucial e inevitable empezar a hablar de una justicia transicional en México, una que atienda la realidad actual del país y que ponga a las víctimas en el centro.

En este contexto subrayó que se debe trascender a la verdad jurídica e ir más allá y buscar una más amplia que permita avanzar en la paz, pero también en la reconciliación nacional.

Para ello, resaltó, se pueden imaginar diversos escenarios como comisiones de investigación de la verdad de casos muy concretos, o comisiones de verdad regionales o una gran comisión nacional de la verdad.

Dijo que si bien las comisiones de investigación de la verdad de casos específicos, por su naturaleza misma, no abordan la realidad global del periodo del cual se quiere transitar, pueden constituir un primer paso para la construcción de esa transición.

La próxima secretaria de Gobernación agregó que también se debe pensar en “amnistías que sean posibles de amnistiar, y la posibilidad de considerar una ley de reducción de penas y un plan nacional de reparaciones, lo que es requisito indispensable para la pacificación del país”.

Subrayó que “hasta el día de hoy no existe ni claridad ni uniformidad institucional a nivel nacional, de la forma en que se repara una violación a los derechos humanos, lo que es evidente que desde el Artículo primero constitucional existe obligación de reparar toda violación a los derechos”.

Por ello consideró necesario crear la política pública, la estructura normativa para dar claridad del engranaje reparatorio, además de que es imprescindible tener un programa nacional de reparaciones que involucre a todas las autoridades.

Olga Sánchez Cordero comentó que hablar de justicia transicional puede parecer ambicioso, y articularlo de manera seria "es una tarea titánica" que involucra a todo el Estado, "sin embargo, imaginar un sistema de justicia transicional para México es posible".