Los nuevos héroes de México ladran

Los nuevos héroes de México ladran
Delegaciones D.F
Tipografía

El olfato de un perro no percibe razas, huele vidas y las salva.

El sismo del pasado 19 de septiembre, reabrió una profunda herida de antaño en la sociedad mexicana, nos derribó la calma en cada edificio desplomado sobre vida y congeló la realidad para crisparla en la grieta de una alarma.

Para el día 20, pocas horas después del impacto, la ciudad que conocíamos no se despertó, había nacido una nueva. Las calles parecían haber sido bombardeadas y el dolor resonaba hueco sobre pedazos de memorias desmembradas, pero un canto unísono envolvía de fuerza los cimientos aún en pie. La voz provenía de civiles armados con manos trabajadoras y fe desparramada en sus bolsillos vacíos. Vino también el coro de jóvenes quienes pueden ser muy flojos para limpiar sus habitaciones, pero demuestran eficacia al levantar un país. Cantó también el anciano cuyas manos no estaban tan cansadas como para cargar kilos de pánico y alejarlos de los heridos. Se sumaron los pequeños empresarios, cuya mercancía dejó de tener precio a la hora de entregarla al servicio del pueblo. Y cuando hombres y mujeres, sin parentesco ni título, trabajaban juntos por traer la vida a la superficie, se unió por fin el mudo amigo que no ignoró a la sociedad, aun cuando la sociedad lo había olvidado siempre.

Ya lo sabía Lord Byron al escribir que el perro es “una criatura bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad (…) con todas las virtudes del hombre y ninguno de sus defectos”. Justo con esa descripción entró al juego el binomio canino de búsqueda y rescate. Al frente, y ya acostumbrada a salvar vidas, está la ya famosa perrita Frida, cuyo chaleco de la Marina y lentes protectores han marcado la postal más reconfortante en medio de vísperas tristes. La rescatista estrella ha devuelto la oportunidad de vivir a 50 personas en sus siete años de vida

Evil, Ecko, Kublay, Nala, Chichi y Titán son otros valiosos miembros del Equipo de Búsqueda y Rescate (BREC), donde no sólo son entrenados para rescate en caso de siniestros, sino que también cumplen otras tareas como rastreo de narcóticos y explosivos.

Llenos de dones, como de pelo

Durante su entrevista con Hipertextual, Susana Izquierdo, presidenta de la Escuela Española de Salvamento y Detección con Perros, reconoció la eficacia incomparable del perro como rescatista, gracias a su olfato quinientas veces superior al de las personas, además de su tamaño y agilidad para acceder y desplazarse por lugares imposibles para las personas.

Cada perro perteneciente a estos binomios ha recibido especial educación dependiendo de sus aptitudes, por cierto, aunque ciertas razas han demostrado tener mayor facilidad para ciertas tareas, no es un factor decisivo pues depende de las capacidades de cada perro, así como su carácter, es decir que algunos pueden ser entrenados para buscar sobrevivientes, y otros son más bien enfocados en la identificación de cadáveres.

delegaciones nuevos heroes mexico ladran b

Lo que no debemos dejar pasar

El desempeño extraordinario de estos canes se debe a su educación, la cual se logra sólo al desarrollar un vínculo fuerte y especial con el entrenador y cuidador. Puede sonar utópico, pero el respeto y amor son pilares básicos a la hora de formar héroes dispuestos a entregar sus vidas por los humanos en peligro.

Una vez más, nos damos cuenta que, la clave del progreso es la educación; ahora podemos quitarle el especismo a este concepto y plantearnos cuántas perreras podrían dejar de matar mascotas abandonadas y ponerse a educar héroes.

Los perros pueden ayudar a nuestras vidas en temas tan diversos como el que acabamos de presenciar, pero no se limita a ello, pues sus habilidades son un apoyo extraordinario en el campo de la medicina, al detectar enfermedades con su olfato, o en el bienestar emocional, al brindar terapia post-traumática, entre muchos otros.

Si deseas conocer cómo apoyar la labor de estos binomios caninos, debes saber que en nuestro país existen alrededor de 300 binomios en distintos organismos, entre ellos, la dependencia de la Dirección General de Protección Civil (DGPPC), que a su vez es parte de la Organización Internacional de Perros de Búsqueda y Rescate (IRO); red mundial especializada al trabajo de rescate con perros avalado por la Organización de las Naciones Unidas.

Tras la sensación de estos animalitos salvando vidas, esperamos que no sea una moda pasajera, estamos ante la oportunidad de los animales de ser reconocidos por su labor y respetados por su humanidad.

Finalmente, los aplausos más nobles se los llevan ellos, quienes nos buscaron entre piedras, cuando nosotros les hemos lanzado pedradas.