Un radar ayudará a prevenir daños por lluvias en la capital

Un radar ayudará a prevenir daños por lluvias en la capital
Delegaciones D.F
Tipografía

El radar meteorológico de alta tecnología que se instalará en el Cerro de la Estrella contribuirá a conocer con oportunidad y precisión el comportamiento de las lluvias en la Ciudad de México, lo que permitirá prevenir afectaciones, señaló el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Al presentar el equipo en el Antiguo Palacio de Ayuntamiento, afirmó que su alcance, de un radio de 60 kilómetros desde uno de los puntos más altos de la capital, permitirá obtener información sobre la intensidad de las precipitaciones hasta con una hora de anticipación.

Ahora tendremos la posibilidad de hacer un pronóstico para la Ciudad de México hasta con una hora de anticipación y con detalle, no sólo de las delegaciones, también de las colonias, puntualizó.            

Acompañado por el titular del Sistema de Aguas de la Cuidad de México (Sacmex), Ramón Aguirre Díaz, destacó que el radar “es una inversión de más o menos 25 millones de pesos, y nos va a dar una ventaja tecnológica importantísima”.

El mandatario local agradeció las autorizaciones a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para hacer posible la instalación y operación del equipo.

A su vez, Aguirre Díaz destacó que el radar categoría banda X permitirá obtener información más certera del Valle de México para prevenir a la población.

“Desde hace muchos años estuvimos buscando que se adquiriera un radar que detectara toda la masa nubosa y saber qué tan cargada está, qué tan fuerte viene la lluvia y, sobre todo, la dirección que tienen las nubes, para saber a dónde pueden llegar las precipitaciones”, señaló.

Detalló que al saber con anticipación la zona de la capital donde caerá la lluvia, se podrán implementar acciones de bombeo para que al llegar el agua pluvial los colectores, plantas y presas de agua estén vacíos.

Al realizar una explicación sobre el equipo, la directora de operación en la empresa Rossbach de México, Marcela Espino, afirmó que “se trata de un radar de la más alta tecnología, compacto y robusto, que tiene todas las características esenciales de los radares más sofisticados del mundo”.

Dijo que por ser de baja potencia, se puede utilizar en una zona urbana densamente poblada, y que la ubicación y la altura en que se colocará permitirá que la base en horizontal de medición esté a 160 metros sobre el nivel la Ciudad de México, es decir, tendrá una resolución y precisión muy cercanas al piso.