Votos nulos y simpatizantes, ¿dónde están?

Votos nulos y simpatizantes, ¿dónde están?
DF...ctuosos
Tipografía

Por la tarde-noche del lunes 15 de junio, el INE en sus oficinas centrales y regionales, entregaba sin contratiempo alguno las últimas constancias de mayoría a los diferentes candidatos que salieron triunfadores en la pasada elección del domingo 7 de junio.

La jornada electoral intermedia en México, arrojó varias “sorpresas”, alternancia, pérdida y recuperación de gobiernos, y la aparición del espejismo llamado “candidatos independientes” en otros.

Sin embargo, la gran derrota electoral no fue para el PRD, PAN u otro partido, el gran descalabro se lo llevó el llamado “voto nulo” y sus simpatizantes, entre ellos los destacados intelectuales Denise Dresser y José Antonio Crespo, que presagiaban enormes filas de “anulantes” en las casillas el día de la elección, ante el supuesto hartazgo de la gente con la clase política y los partidos.

La interrogante sobre el número de votos nulos, la disipó el Instituto Nacional Electoral (INE), al destacar que los sufragios anulados en la pasada jornada electoral intermedia, fueron menores que en los comicios de 2009, a pesar de que un reducido grupo de analistas y activistas encabezados por Dresser y Crespo, impulsaron la anulación de votos.

El consejero presidente del Instituto, Lorenzo Córdova, señaló que en esta ocasión el porcentaje de votos nulos, solo alcanzó el 4.88% del total de los sufragios, cuando en 2009 consiguió el 5.4%.

La frialdad de los números, demuestra la poca aceptación entre el electorado que tuvo la “invitación” para anular el voto; de acuerdo con el PREP, se anularon un millón 788 mil 393 votos.

A esta cifra hay que añadirle la de candidatos no registrados, que fue de 0.18%, es decir, 69 mil 187 votos.

A nivel nacional, los votos nulos al igual que en 2009, apenas se acerca al 5 por ciento, por delante del total que obtuvieron Nueva Alianza (3.74%), Encuentro Social (3.30%), del Trabajo (2.87%) y Humanista (2.14%).

columnista cavendish df ctuosos votos nulos y simpatizantes b

La votación alcanzada oficialmente fue del 47.7 por ciento de la lista nominal, la mayor cifra obtenida en una elección intermedia desde 1997. Esto equivale a 39.87 millones, de un poco más de 83.5 millones de ciudadanos, que tuvieron la oportunidad de votar el 7 de junio.

"La gran lección que dejó el proceso electoral es que la democracia es una vía legítima, transitable y asumida por millones de mexicanos para procesar las diferencias políticas", dijo.

"Los votantes optaron por dispersar su voto y fortalecer el pluralismo político en la Cámara de Diputados para enfrentar los comicios de 2018, en tanto que ningún partido obtuvo más del 30% de la votación y que ocho de 10 partidos contendientes superaron el umbral de 3% que marca la ley", señaló.

Las declaraciones de Córdova se producen, como colofón de las elecciones del domingo electoral, jornada a la que se convocó a 83 millones de ciudadanos a sufragar y renovar la Cámara de Diputados y, a nivel local, cientos de cargos públicos en 16 entidades del país.

De frente a las votaciones, algunos analistas y activistas, como los ya citados, Dresser y Crespo, entre otros, hicieron el llamado para anular el voto, como protesta por el sistema de partidos; mientras otros intelectuales, escritores y periodistas en su gran mayoría, exhortaron a acudir a las urnas y realizar la elección de su agrado, bajo el argumento real y auténtico: ¡LOS VOTOS NULOS, CARECEN DE PESO JURÍDICO!

El mensaje enviado por casi todo el electorado, es claro: solo el sufragio, utilizado como herramienta ciudadana, es como servirá para modificar las formas de gobierno y a sus protagonistas, y que no es, ni va a ser a través de anular sufragios como cambiarán las cosas, porque ha quedado demostrado electoralmente, que quien anula su voto, se anula como ciudadano, y como reza una reciente arenga publicitaria: “¡Si no votas, no te quejes!”

P.D. Si el voto nulo fuese una alternativa electoral que rindiese frutos a la población política y electoralmente, ¿por qué entonces las democracias avanzadas y modernas del mundo continúan funcionando y siguen perfeccionando su entorno político a través del voto tradicional?

@aperezguardado

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft