Semejanzas entre Pedro Infante y los partidos políticos

Durante el fin de semana pude disfrutar por enésima ocasión de la cinta “Escuela de Rateros”, estelarizada por el gran ídolo de México Pedro Infante; una deliciosa comedia que entre los enredos de una policía ingenua -por no decir inepta como sucede hasta nuestros días- se desarrolla una historia de amor entre un modesto panadero y la deliciosa Rosita Arenas.

¡Arriba a mi izquierda!

¡Arriba a mi izquierda!, ésta es una de las múltiples frases que era utilizada por el conductor de televisión, Jorge Marrón, en su programa de concursos, “El Doctor IQ”, en la década de los años sesenta.

¡No más princesas indefensas!

Uno de los fenómenos sociales que se viene presentando con mucha frecuencia en México y en el mundo, es la agresión física de las mujeres hacia los hombres.

De sociedad y suciedad

Hace unos días un grupo de abuelos (adultos mayores), mientras esperaban ser atendidos por parte de funcionarios de la Sedesol para conocer porqué se había retrasado una vez más el pago de su pensión, platicaban animosamente y se preguntaban entre sí, si ellos habiendo nacido, crecido y vivían la última etapa de su vida en un país sumergido desde siempre en el desempleo, inflación, inseguridad y con una falta de oportunidad histórica, ¿por qué antes la sociedad parecía ser más feliz y respetuosa que hoy?

Y los valores, principios y moral, ¿para cuándo?

¡Mira nada más cuanta violencia, otro descabezado! … ¡Esta pinche vieja enseñando hasta las anginas y no quiere ser un cuerpo más en la televisión! … ¡Válgame Dios, ya no hay valores, principios ni moral!

Más artículos...

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft