¡Los ancianos olvidados; los ancianos asesinados!

¡Los ancianos olvidados; los ancianos asesinados!
Redacción...es
Tipografía

Una, dos o más muertes -desafortunadamente- siempre serán motivo de pésame y dolor, y más si el deceso es el resultado de la negligencia y/o ignorancia de algún funcionario público o privado; esto viene a colación por el incendio que se presentó en el asilo para adultos mayores “Hermoso Atardecer”, que dejó 17 ancianos muertos. Lo grave del asunto, es la posibilidad de que el siniestro haya sido provocado.

De acuerdo con las primeras investigaciones del Departamento de Bomberos y de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Baja California, ésta es la hipótesis más viable.

Elementos del Departamento de Bomberos, ubicaron en el sitio dentro del ejido Querétaro del Valle en Mexicali, una garrafa con residuos de gasolina y señalaron que el fuego inició por una flama provocada y no por un corto circuito como se creyó inicialmente.

La tragedia del asesinato de los 17 abuelos, parece no haberle importando mucho a la sociedad como sucedió con el caso de la guardería ABC en Sonora, donde murieron 49 bebes o el asesinato de 43 jóvenes en Iguala y que estremecieron al país y a la comunidad internacional.

columnista cavendish df ctuosos los ancianos olvidados b

Hoy los 17 ancianos quemados vivos, asesinados, no son motivo de debate social ni político; hoy el mundo informativo, poco a poco ha ido relegando la tragedia porque ya no es “noticia”; por su parte, ONG´s, “activistas sociales” y demás, ya no se encuentran interesados en el crimen de los ancianos; ancianos en su mayoría, olvidados por sus familiares y otros que ya muertos asesinados, no serán reclamados por nadie y tendrán como fin la fosa común por pertenecer a ese sector olvidado de la sociedad, esos a quienes despectivamente se les ha etiquetado como indigentes, hoy ese grupo de seres humanos a quienes se les privó de la existencia, ya no representan un atractivo botín para nadie y obtener de ellos algún tipo de beneficio.

Lastimosamente, son los personajes de ayer, entre “políticos”, “líderes sociales” y “periodísticos”, que en su momento pidieron justicia para esclarecer todo tipo de eventos trágicos, ahora son esos mismos, que ante la bestial acción en contra de la integridad física del grupo de octogenarios, han guardado sepulcral silencio.

La presente columna no pretende comparar eventos funestos, pero resulta contradictorio que como sociedad toda en su conjunto, sienta, aplique y exprese su indignación, de forma tan dispar y discrecional, ante la desdicha por hechos similares.

columnista cavendish df ctuosos los ancianos olvidados c

Como sociedad, es evidente que se actúa a ´contentillo´, un claro ejemplo es la reacción de justificada furia que levantaron las imágenes aparecidas en las redes sociales donde un grupo de perros, fueron objeto de agresiones por parte del personal de una tienda que expende mascotas.

La justificada indignación llevó a la gente a manifestarse a las afueras de la tienda donde sucedió tal agresión, -Pachuca Hidalgo- además se le propinó una severa golpiza al individuo agresor de animales.

El asunto, reitero, no es hacer una perversa comparación de tragedias o de eventos sangrientos, pero es evidente que como país algo está sucediendo, cuando se reacciona de manera poco congruente ante hechos similares. Coherencia es lo que nos falta como sociedad, nación y país, ¿o dónde están las grandes movilizaciones “sociales”, los pronunciamientos incendiarios de unos y otros, el pase de lista en twitter, exigiendo justicia por el asesinato de los 17 ancianos del asilo?

columnista cavendish df ctuosos los ancianos olvidados d

La bipolaridad que la sociedad ha expresado recientemente ante distintos eventos dramáticos, no habla bien de una población que mide y se indigna con pasiones y estándares diferentes y deja muy en claro e identifica a quienes sí utilizan el infortunio y la tragedia ajena, para llevar agua a su molino, ¿así, o más claro el oportunismo y agandaye de unos, ante el dolor y la sangre de otros?

Mi recuerdo y dolor hacia los 17 ancianos olvidados; olvido de la sociedad, de un país, de sus familiares; ancianos que fueron quemados vivos, asesinados, y que para nadie ya son motivo de conversación, ni son noticia, ni siquiera para los que se “indignan” a conveniencia.

P.D. Este es un buen momento que como sociedad se debe utilizar, para identificar a un sinfín de “activistas”, “líderes”, “comunicadores”, “grupos sociales” y “políticos”, que ante cualquier evento sangriento, alzan la voz para exigir justicia, siempre y cuando tengan garantizado algún beneficio político, económico o en especie. ¡No le sigamos haciendo el caldo gordo a esa bola de oportunistas carroñeros!

@aperezguardado

Nuestros Columnistas

Sidebar - Interiores - Microsoft